Lanzan anuncios en distritos republicanos contra recortes tributarios para ricos

La campaña demanda que la reforma tributaria no dé un centavo más al uno % de los más ricos

El líder de la minoría del Senado estadounidense, Chuck Schumer, muestra una carta  cuestionando sobre la reforma tributaria.
El líder de la minoría del Senado estadounidense, Chuck Schumer, muestra una carta cuestionando sobre la reforma tributaria.
Foto: NICHOLAS KAMM/AFP

WASHINGTON – El Congreso prevé iniciar el mes próximo el debate sobre la reforma tributaria pero, desde ya, un grupo progresista lanzó este viernes una campaña de anuncios televisivos para que los legisladores no aprueben “ni un centavo” más en recortes de impuestos para millonarios y corporaciones.

Los anuncios, emitidos en siete distritos de legisladores republicanos en California, Iowa, Arizona, Kansas, Maine, Arkansas, y Texas -vulnerables en los comicios de 2018-, tienen el objetivo de frenar medidas de recortes tributarios que beneficien “a millonarios, multimillionarios, y corporaciones adineradas,  a expensas de familias trabajadoras”, según el grupo “Not One Penny”.

“¿Por qué es que los republicanos en el Congreso intentan aprobar un proyecto de ley que daría miles de millones más a los más ricos?… Díganle al Congreso que no dé ni un centavo más, ni uno, en recortes tributarios para millonarios, multimillonarios y corporaciones adineradas”, reza el anuncio.

La campaña de anuncios, que también serán difundidos en Washington, cuenta con el respaldo de numerosos grupos progresistas, incluyendo “Tax March”, que desde enero pasado mantiene una campaña de presión para obligar al presidente Donald Trump a que divulgue sus declaraciones de impuestos.

La directora ejecutiva del grupo “Tax March”, Nicole Gill, explicó que los estadounidenses ya están “hartos” de que los ricos y los que tienen conexiones con las élites políticas “no paguen lo que les corresponde”.

La campaña se hace eco de las demandas de los legisladores demócratas en ambas cámaras del Congreso para que la reforma tributaria no dé un centavo más al uno % de los más ricos en este país.

Pero grupos conservadores también han emprendido su propia campaña de presión  a favor del plan que promueven la Casa Blanca y sus aliados republicanos en el Congreso, y que combina recortes de impuestos para individuos y corporaciones, y otras reformas al código tributario.

Angel Padilla, director de asuntos políticos del “Indivisible Project”, que participa en la campaña publicitaria, consideró inaceptable que el presidente Donald Trump respalde un plan tributario que perjudicaría aún más a quienes ya afrontan una lucha de supervivencia, “solo para recortar los impuestos de sus amigos ricos”.

La campaña de anuncios televisivos se suma a las protestas que el grupo organizó la semana pasada en varias ciudades en todo el país.

Una encuesta reciente indicó que el 78% de los estadounidenses piensa que los ricos no pagan lo que les corresponde en impuestos, el 63% cree que las corporaciones deben pagar más impuestos, y el 69% apoya medidas para proteger los programas de asistencia pública, en vez de recortes de impuestos.