El fascismo no es bienvenido a San Francisco

Cientos de personas muestran su repudio ante manifestación cancelada de 'Alt-Right'

Cientos de manifestantes gritan no al fascismo en Alamo Square, SF
Cientos de manifestantes gritan no al fascismo en Alamo Square, SF
Foto: AMY OSBORNE / AFP/ Getty Images

Cientos de manifestantes se han reunido este sábado alrededor de las 11:30 a.m en el Alamo Square Park de San Francisco con la intención de cruzar la barrera policial en protesta por la celebración de una conferencia de prensa liderada por un grupo de extrema derecha, que finalmente ha sido anulada a las 2 p.m.

Se trata de la segunda ocasión que la ciudad de SF muestra su repudio a grupos nacionalistas blancos y evita que se expresen físicamente en sus calles, pues esta conferencia era su “plan B” después de que una manifestación prevista para hoy en la playa Crissy Field fuera también cancelada por supuestas “amenazas violentas” de grupos antifascistas.

Esta mañana, congregados alrededor de un parque vallado por los funcionarios de la ciudad y cerrado al púlico, decenas de manifestantes han gritado consignas como “dejadnos pasar”, sosteniendo carteles en los que podía leerse: “Resistamos a la derecha”, de acuerdo con el periódico LA Times.

Un manifestante con una camisa en apoyo al movimiento Black Lives Matter, y que según el LA Times pidió no ser identificado, dijo al periódico que la idea era hacer con que los supremacistas blancos no se “sintieran bienvenidos” en San Francisco. “Esto es sólo un día, pero existe supremacía blanca en nuestra vida cotidiana”, dijo el hombre.

Poco a poco, la creciente multitud ha superado el área donde Joey Gibson, fundador del grupo nacionalista Patriot Prayer y del denominado “Freedom Rally”, iba a celebrar la conferencia de prensa. La multitud se ha dispersado, tras marchar acompañados de magáfonos y pancartas, alrededor de las 3 p.m., según SFGATE.

En una transmisión a través de Facebook Live, Gibson ha culpado al alcalde de San Francisco Ed Lee, y a la líder demócrata Nancy Pelosi, de etiquetar erróneamente a su grupo de “supremacistas blancos” y de ignorar lo que denomina “la amenaza a la seguridad pública” que representan los contra manifestantes.

Bajo una vigilancia estrecha de la Policía del Parque de los EEUU, alrededor de dos docenas de manifestantes han aprovechado la ocasión para marchar a través de Crissy Field, a unos tres kilómetros de Alamo Square Park, con pancartas y cantos contra el presidente Trump. La policía no ha tenido que intervenir.