De Asia a América: dos monos Langur llegan al zoológico de LA

Los pequeños simios, de dos meses de edad, todavía no tienen un nombre

El bebé Langur Laa Laa en 2004, en el zoológico de Londres
El bebé Langur Laa Laa en 2004, en el zoológico de Londres
Foto: Steve Finn / Getty Images

Todavía no tienen nombre y apenas cuentan con dos meses de vida, pero estos pequeños monos Langur de Francois, especie en peligro de extinición, ya son la nueva sensación del zoológico de Los Ángeles.

“Son pequeñas bolas naranja de energía”, dijo a Los Angeles Times Roxane Losey, cuidadora de animales del zoo, “en el próximo mes van a empezar a estar realmente activos y serán una gran alegría para la gente que venga a observarles”.

Hasta este jueves, esta pareja de simios había sido criada entre bastidores por motivos de seguridad: cuando son crías suelen colgarse de su madre mientras van ganando fuerza, por lo que podrían haberse caído de las altas perchas centrales y herirse.

Ahora que ya conviven con el resto de monos del recinto, tres hembras y otros dos machos, están desarrollando el estilo comunal de crianza característico de los Langurs y conocido en inglés como “alloparenting” [padres postizos].

“Si una mamá parece un poco cansada… otra madre, incluso si ella no tiene un bebé, vendrá a sostener a su bebé y a cuidarlo”, explicó Losey, “esto crea un vínculo social muy bueno entre [los miembros] de todo el grupo”.

Estos monos Langurs de Francois son originarios de Asia, en concreto, su hábitat natural es una pequeña región del suroeste de China y del noreste de Vietnam.

Los angelinos con curiosidad podrán visitarlos durante un año y medio, aproximadamente, cuando se espera que sean trasladados a otro zoológico para que “formen su propia familia”, según Losey.