Peruana indocumentada usó papeles falsos para mantener a sus hijos, hoy espera su deportación

La mujer que llegó de 17 años a EEUU hoy tiene un hijo de 1 y 8 años respectivamente

Guía de Regalos

Peruana indocumentada usó papeles falsos para mantener a sus hijos, hoy espera su deportación
El gobernador de Colorado le negó el perdón
Foto: ICE

El gobernador de Colorado, John Hickenlooper, informó hoy que no otorgaría su perdón a la peruana Ingrid Encalada Latorre para poder evitar su deportación, reconociendo que se trató de una decisión “dolorosa”.

En declaraciones preparadas difundidas por su oficina, el demócrata Hickenlooper expresó que “tras revisar cuidadosamente (el caso) y con un corazón apenado, he decidido negarle a Ingrid Encalada Latorre su petición de clemencia”, formalmente solicitada el pasado 31 de agosto.

De haberle concedido el perdón, que era el último recurso que le quedaba a Encalada Latorre para poder evitar su deportación, ésta hubiese tenido la posibilidad de pedir la reconsideración de su caso ante las autoridades federales de inmigración.

Sin embargo, el no haber sido perdonada significa que el plazo para su deportación que se le había otorgado antes terminará mañana viernes y, según ya se había informado, ese plazo no se extenderá.

Hickenlooper explicó que él se reunió personalmente con Encalada Latorre y que miembros de su equipo se reunieron con los abogados de la inmigrante para analizar los pormenores del caso.

Pero, agregó, el hecho de que Encalada Latorre se declaró culpable de un crimen en 2010 (robo de identidad agravado) y el hecho que hubo una víctima cuyos derechos deben ser respetados, lo llevaron a no otorgarle el perdón para “no multiplicar la injusticia de esta desafortunada situación”.

La víctima perdió el acceso a beneficios públicos porque Encalada Latorre estaba usando su nombre para trabajar.

El haberle concedido el perdón a la peruana hubiese significado “un retroceso en la lucha por una reforma migratoria inteligente, compasiva y completa”, explicó Hickenlooper.

En mayo pasado, el gobernador perdonó al inmigrante cubano René Lima Marín, en un complicado caso que incluye re encarcelamiento años después de haber quedado en libertad por un delito cometido en su adolescencia, a pesar de fallos judiciales a su favor.

A pesar del perdón, Lima Marín sigue preso en una cárcel para indocumentados.

Encalada Latorre, madre de dos hijos estadounidenses, llegó al país en 2000 y en 2010 fue arrestada por trabajar con documentos falsos.

Siguiendo el consejo de su abogado en aquel momento, la inmigrante peruana se declaró culpable, pero aparentemente éste no le indicó las consecuencias que esa declaración tendría para su situación inmigratoria.

Debido a su declaración, en noviembre de 2016 se ordenó la deportación de Encalada Latorre, quien se refugió desde ese mes hasta mayo de este año en una iglesia de Denver logrando que su caso se reabriese.

No obstante, el reciente fallo de un juez local en su contra por el caso de 2010 le quitó toda posibilidad de apelación.

“Hoy estoy entristecida y enojada”, dijo Jennifer Piper, de la Coalición Santuario de Metro Denver, en declaraciones enviadas a Efe, enfatizando que esa organización seguirá respaldando a Encalada Latorre.