Republicanos intentan de nuevo revocar Obamacare en el Senado

El último esfuerzo del Partido Republicano para reemplazar Obamacare podría terminar con el cuidado de la salud por millones
Republicanos intentan de nuevo revocar Obamacare en el Senado
Senadores republicanos presentan propuesta para reemplazar Obamacare.
Foto: JIM WATSON/AFP/Getty Images

El líder republicano de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell y su equipo de liderazgo, están considerando seriamente la posibilidad de votar un proyecto de ley que reducirá el papel del gobierno federal en el sistema de salud.

El esfuerzo por revocar definitivamente Obamacare se ha levantado otra vez de las cenizas en la forma de una propuesta de ley de salud conocida como como Cassidy-Graham.

El proyecto de ley, presentado el pasado 13 de septiembre por los senadores republicanos Bill Cassidy y Lindsey Graham, con muy pocas esperanzas de ir a cualquier parte, ha ganado vapor en su corta vida y ahora parece que puede llegar a un voto en el Senado en los próximos días.

Muchos opositores dicen que el proyecto de ley dará lugar a que millones de personas pierdan su cobertura de salud.

“El plan Graham-Cassidy llevaría la cobertura del seguro de salud de millones de personas, eliminará la financiación crítica de salud pública, devastará el programa de Medicaid, aumentará los costos de bolsillo y debilitará o eliminará las protecciones para las personas que viven con enfermedades preexistentes”, dice Georges Benjamin, director ejecutivo de la Asociación Americana de Salud Pública, en un comunicado.

Estas son las propuestas de la nueva ley de salud republicana:

  • Cassidy-Graham esencialmente destruye todos los programas importantes creados por la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio (ACA, por sus siglas en inglés), recolecta el dinero y se lo entrega a los estados para que administren sus propios programas de atención médica.
  • Se deshace de los subsidios que ayudan a las personas a comprar pólizas de seguro de salud individuales y los reembolsos a las compañías de seguros por ofrecer mejores precios en copagos y deducibles a los clientes de ingresos más bajos.
  • Se deshace la expansión de Medicaid de Obamacare que fue adoptada por 31 estados y Washington, D.C., y elimina el Programa de Salud Básica que fue creado bajo la ACA e implementada en Nueva York y Minnesota.
  • Todo el dinero que actualmente va a esas iniciativas, en su lugar sería distribuido a los estados como subvenciones en bloque, lo que beneficiaría particularmente a los estados que no ampliaron Medicaid antes, y los estados con menores costos de atención de la salud.