Así son los mexicanos en EEUU en el siglo XXI

Están más inmersos en la economía más allá de la construcción y los servicios con hasta 44 horas de trabajo por semana
Así son los mexicanos en EEUU en el siglo XXI
Trabajadores mexicanos
Foto: EFE/Archivo

MEXICO – Cada vez más integrados hasta en el estilo de la alimentación que los lleva a la obesidad. Cada vez más bilingües, menos indocumentados,  en proceso de envejecimiento y de obtener la ciudadanía;  muchos sin cobertura médica aunque más inmersos en la economía más allá de la construcción y los servicios con hasta 44 horas de trabajo por semana.

Así describe a los mexicanos del siglo XXI que radican en Estados Unidos el Anuario Migración y Remesas 2017 publicado recientemente por la Fundación BBVA Bancomer y el Consejo Nacional de Población, un ejercicio anual con base en fuentes de información estadounidenses entre las que se encuentran el Census Beureu, Current Population Survey (CPS) y American Community Service.

El estudio documenta las principales características de los migrantes en temas de salud, economía, nivel de estudios, información personal y estatus migratorio.

Destaca que la población mexicana sin documentos en los últimos años ha disminuido y ya desde el 2014 se estimó en 5.9 millones. Los indocumentados se encuentran principalmente en California (28%) y Texas (19.9%) así como Illinois, Arizona, Georgia, CN, Nueva York y Florida con menos del 5% del porcentaje.

En cambio, la cifra de mexicanos que obtienen la ciudadanía estadounidense se incrementó al pasar de 23% en 2005 a 30% en 2015 y el porcentaje de naturalizados alcanzó el 14.5%.

SALUD

Con la asimilación cultural también se han presentado algunos problemas relacionados al sobrepeso y la obesidad. Oaxaqueños de la región de los Valles Centrales expresaron en diversas entrevistas para el estudio “Problemas actuales de sobrepeso entre los migrantes mexicanos“ que el tipo de trabajo que tenían en Nueva York (podar pasto), no les daba tiempo de volver a casa y tomar alimentos sanos.

“Tuvimos que acostumbrar a comprar un abre latas, comer hamburguesas, hot dogs, y abrir comida enlatada, junto con coca cola”, detallaron.

“El sobrepeso en los inmigrantes está relacionado con la aculturación, que se define como la adquisición de las normas culturales del grupo dominante, como la dieta y la inactividad física“, destaca Germán Vega, investigador independiente y autor del estudio sobre obesidad de los migrantes.

El anuario Migración y Remesas refleja que cuatro de cada 10 mexicanos en EEUU tiene un grado de sobrepeso o diabetes y tres de cada 10 padece obesidad  mientras su cobertura médica alcanza sólo al 60% de ellos. Por ello, precisan BBVA Bancomer y Conapo, no es de extrañar que el 40% de los migrantes mexicanos de 65 años o más y el 16% en edad laboral considera que su salud es mala.

El tema de salud crece en el nivel de preocupación debido a la población mexicana en EEUU ya está envejeciendo: entre 2005 y 2015 el promedio de edad de las mujeres pasó de 36 a 42 años y el de los hombres de 35 años a 41, 60% de ellos, casados; el resto, solteros.

ECONOMIA

Mirar a los bolsillos de los migrantes también es un ejercicio que determina su contexto en la Unión Americana. De entrada, siete de cada diez son económicamente activos (PEA) y laboran en la construcción (17.7%), la hostelería y esparcimiento (15.3%) y los servicios profesionales y administrativos (13.0%).

Algunos, aunque en un menor se han colado hasta las oficinas de gobierno y otros empleos de mayor remuneración por su capacidad de trabajo (en 2016, seis de cada diez laboraron entre 35 y 44 horas a la semana con un salario anual entre 10,000 y 30,000 mil dólares) y el perfeccionamiento del idioma: el 50%, según el anuario, habla bien ingles, frente a sólo un 22% que no lo entiende.

El analista Juan José Li Ng, economista senior de BBVA Bancomer, precisó previamente que cifras estatales como las de California revelan que sólo los migrantes, sin considerar a los mexicanos de segunda y tercera generación, contribuyen con 12% del PIB de la entidad

“En agricultura y pesca, nuestros connacionales contribuyen con 16 por ciento de toda la producción estadounidense”.