Editorial: Una orden para minar Obamacare

Trump tiene un gran afán por sepultar la ley de salud de Obama
Editorial: Una orden para minar Obamacare
Millones de personas perderían su cobertura de salud.
Foto: NICHOLAS KAMM / AFP/Getty Images

Es inusual que un gobierno dedique tanto esfuerzo a sabotear una ley que está vigente, como la administración Trump con la ley de Acceso al Cuidado Médico (ACA) . Lo terrible es que tanta energía y dedicación esté depositada para quitar la cobertura de salud a decenas de millones estadounidenses.

El presidente parece un funebrero que hace todo lo posible para cerrar el ataúd de una persona viva. Ya declaró muerto a un paciente que necesita atención médica y como prometió que lo iba a enterrar, hace hasta lo imposible para matarlo.

El presidente Donald Trump dio un paso importante en esta meta al firmar una orden ejecutiva que abre una grieta en la legislación del expresidente Obama.

Así se inicia el proceso para permitir el uso de los planes médicos para asociaciones, ampliar el período y buscar opciones para que los empleadores puedan pagar la cobertura de sus empleados con ingresos libres de impuestos.

Hay una cuota de hipocresía en usar una orden ejecutiva para avanzar una medida que fue bloqueada por el Congreso. El eludir así la voluntad legislativa es una crítica que Trump le hace continuamente a Obama como un exceso de autoridad presidencial, especialmente en inmigración.

Aunque el problema con estos planes médicos es mayor que las formas.

No es novedoso el que las empresas de un sector común obtengan un plan de cobertura médica para ellos. La diferencia es que la propuesta de Trump hace que estos planes estén fuera de la regulación estatal.

Este camino ya fue recorrido con muy mala experiencia.

Entre 1988 y 1990 los reclamos médicos de más de 398,000 beneficiarios quedaron sin pagar un total de 123,6 millones de dólares. Más de 46 Estados de la Unión reportaron problemas.

La orden ejecutiva de Trump pone en marcha un sistema que fue eliminado hace un tiempo por haber permitido el fraude, la insolvencia y perjudicar al consumidor.

Al mismo tiempo, reducirá la prima de los grupos en que hay gente joven, sana y aumentará en los que haya mayores y enfermos. No es cierto que reduce el costo para todos como se afirma.

Uno de los problemas del Obamacare es el desequilibrio por la falta de gente joven y sana. La acción de Trump agudiza este problema.

La orden ejecutiva se suma a los recortes draconianos de fondos y coordinadores en la promoción anual de reclutamiento de beneficiarios para el ACA. Ya se eliminaron los esfuerzos para acercarse a los latinos. Mientras que la Oficina de Contraloría del Congreso investiga si el gobierno violó la ley al usar recursos público para promover la eliminación del ACA.

El ejemplo inicial del funebrero es trágicamente más concreto de lo que parece. Ese paciente herido que se quiere matar, representa millones de familias cuya salud queda expuesta al perder la cobertura del ACA.