260,000 alumnos perdieron clases a causa de los incendios—y muchos podrían seguir sin estudio

La calidad de aire y los daños estructurales en el norte de California presentan riesgos para la salud
260,000 alumnos perdieron clases a causa de los incendios—y muchos podrían seguir sin estudio
Uno de los hogares calcinados por los incendios en el norte de California.
Foto: Justin Sullivan / Getty Images

Además de hogares y comercios, los incendios en el norte de California afectaron a cientos de escuelas. De acuerdo con el Departamento de Educación del estado, hubo un momento en el que 600 escuelas estuvieron cerradas y unos 260,000 estudiantes se quedaron sin clases.

Como señaló la radioemisora NPR, los recintos escolares se han reabierto poco a poco. Sin embargo, aún quedan varias escuelas cerradas y se estima que algunas de ellas se mantendrán en este estado por varios días o, incluso, hasta por varias semanas.

Además del revuelo y el trauma, las secuelas de los fuegos presentan riesgos potenciales para la salud de los estudiantes. Estas incluyen la calidad de aire, así como a daños a las estructuras escolares. Por ello, muchas escuelas tendrán que realizar costosos y prolongados procesos de “remediación” para asegurar que los edificios estén seguros antes de que los alumnos puedan volver a sus aulas.

En entrevista con NPR, Steve Herrington, superintendente del condado de Sonoma, informó que el hecho de que aproximadamente 400 estudiantes y 200 miembros del personal perdieron sus hogares exacerba el problema. Lo más seguro, dijo Herrington, es que las cifras aumenten, ya que aún se descononce el alcance total de los daños.

Por ahora, las autoridades están trabajando para garantizar que los estudiantes de la región afectada tengan lo que necesitan para volver a clases, incluyendo: ropa, mochilas, útiles escolares, kits de higiene, bicicletas y consejería.


NOTAS RELACIONADAS