¿Culpa Melanie Griffith a Antonio Banderas de sus problemas de salud?

El divorcio habría curado sus males
¿Culpa Melanie Griffith a Antonio Banderas de sus problemas de salud?
Melanie Griffith y Antonio Banderas.
Foto: Getty Images

Solo unos días después de que Melanie Griffith dejara entrever durante su participación en un congreso sobre salud mental en Hollywood, en el que se no dudó en sincerarse sobre sus problemas de ansiedad y los ataques epilépticos que sufrió durante buena temporada, que el fin de su matrimonio con Antonio Banderas había jugado un papel fundamental a la hora de superarlos, la intérprete estadounidense ha recurrido ahora a sus redes sociales para aclarar que nunca tuvo intención de “culpar” a su exmarido sobre un asunto del que asegura ser la “única responsable”.

“Hice una broma sobre cómo el divorcio me había resultado muy sanador en ese sentido, pero en ningún momento estaba tratando de culpar a Antonio o a mi matrimonio de lo que me había pasado. De hecho, le quiero mucho y siempre le querré. Yo asumo toda la responsabilidad de mi estado de salud y seguiré informándome de cómo funciona mi cerebro para mantenerme sana”, ha escrito la intérprete en su perfil de Instagram para terminar con cualquier tipo de malentendido.

La hija de Tippi Hedren tampoco ha podido disimular su decepción sobre el tratamiento mediático que se le ha dado a un acto tan valiente como el que protagonizó por medio de su discurso, con el que ante todo quiso dar visibilidad a los momentos de flaqueza y vulnerabilidad psicológica que, por supuesto, también viven las grandes estrellas del celuloide.

“Me siento muy honrada de haber podido hablar en un panel sobre la salud mental de las mujeres, que tenía como objetivo debatir y reflexionar sobre los períodos de estrés, sobre la acumulación de presión que se desprende de aspectos tales como el matrimonio, la maternidad, el trabajo, la falta de sueño y muchos más”, reza otro extracto del mensaje con el que Melanie ha querido contextualizar sus palabras.

Al margen de las interpretaciones que se hayan podido hacer de su alocución en el citado evento, en el que simplemente manifestó que el divorcio había “resultado extremadamente sanador”, lo cierto es que Melanie y Antonio han demostrado a lo largo de los últimos tres años que son una expareja modélica, tanto a la hora de apoyarse mutuamente en sus respectivos proyectos solidarios como cuando les toca juntarse de nuevo para ayudar a su hija Stella a adaptarse a su nueva vida universitaria.

“¡Mami, Stella y Papi juntos otra vez! Acompañando a nuestro ángel en el inicio de un nuevo capítulo en su camino”, escribía la artista para describir una imagen de los tres en la jornada inaugural del primer curso de Stella en la Universidad.