Niño abandonado en la escuela, no olvidará el día de su cumpleaños gracias a un policía

Las batallas legales por la custodia de los niños son procesos difíciles que, en muchas ocasiones, afectan a los más pequeños

Niño abandonado en la escuela, no olvidará el día de su cumpleaños gracias a un policía
El oficial de policía Robinson se encargó de que un niño tuviera el mejor cumpleaños, mientras la madre fue arrestada.
Foto: Green Bay Police Department

Un policía compasivo vino al rescate de un niño pequeño que no fue recogido de la escuela para regresar a casa el día de su cumpleaños, nada menos.

El oficial de policía Darryl Robinson fue llamado a la escuela primaria Howe, en Green Bay, Wisconsin, porque un estudiante de 8 años no había sido recogido después de que terminaran las clases del día.

Después de que su madre lo había dejado en la escuela esa mañana, la arrestaron por supuestamente violar su libertad condicional, de acuerdo información de las  autoridades.

Cuando nadie vino a buscar al niño al finalizar el día, los administradores de la escuela no encontraron otros contactos de emergencia en sus registros, así que llamaron a la policia.

Pero, además, todo sucedía en un día clave. Era el cumpleaños del pequeño.

Robinson conocía al abuelo del niño y le pidió permiso para llevar al niño a dar un paseo en su carro patrullero policial, cuando supo que era el cumpleaños del niño.

El oficial también llevó al niño a McDonald’s a comer una hamburguesa con queso.

“Estaba realmente emocionado”, afirmó Robinson. “Tenía la sonrisa más grande en su rostro cuando vio el patrullero … Se sentó en la parte trasera y parecía estar pasando un buen rato”.

Robinson también llevó al niño a la comisaría de policía, donde le dieron algunas tarjetas de Green Bay Packers y tatuajes de policía.

El oficial afirmó que ya conocía al pequeño, ya que fue previamente había sido encargado de realizar un control de bienestar del niño. La madre y la abuela paterna estaban batallando por la custodia del pequeño.

La madre recibió la custodia, dijo Robinson.

El niño ahora está en casa con su madre, que ha sido liberada de la cárcel, dijo el oficial.

Sus superiores publicaron en Facebook su foto y contaron la historia de lo que hizo por el chico. Desde entonces, ha sido aplaudido por sus actos y bombardeado por las solicitudes de los medios y personas que desean comprar regalos de cumpleaños para el niño.

“No me gusta la atención”, dijo Robinson. Pero sintió que necesitaba contribuir al debate sobre el comportamiento policial. El oficial ha aceptado hablar públicamente sobre su interacción con el niño.

“Esto es bueno para los departamentos de policía de todo el mundo”, dijo. “Sé que todos hacen algo como esto todos los días”.