La policía o un comando armado, ¿quién mató al niño hondureño en México?

El pequeño quería llegara EEUU para reencontrarse con su madre
La policía o un comando armado, ¿quién mató al niño hondureño en México?
Foto Archivo
Foto: Foto Archivo

MEXICO – El pequeño hondureño Oscar Cardosa Sevilla, de 10 años, no había terminado el año escolar, pero su madre se empeñó en llevarlo a Estados Unidos, donde ella emigró previamente, sin imaginar que el niño moriría de un balazo en la cabeza a manos de ¡policías mexicanos!

O al menos esa es la versión que narra el padre, Juan Ramón Cardosa, desde Honduras, donde autorizó la salida del menor cuando insistió la madre de quien estaba separado hacía cuatro años y medio.

“Mi sobrina y mi otra hija (con quienes iba el niño) me cuentan que fue la madrugada del domingo cuado la policía dijo al guía que parara y  no paró y por eso los agarraron a tiros y fallecieron tres personas. Supuestamente fueron la policías porque tenían prendidas las sirenas y estaban vestidos con uniforme azul“, detalló.

Hasta el momento no hay versión oficial al respecto, sólo que se encuentra en manos del Ministerio Publico.

El Instituto Nacional de Migración (INM) sólo dio  a conocer que la tarde del sábado un grupo de migrantes fue perseguido y emboscado por personas armadas y que auxilió a las víctimas a través de personal del Grupo Beta, encargado por ley de asuntos de auxilio a migrantes.

Rubén Figueroa, activista el Movimiento Migrante Mesoamericano (M3) detalló que los hechos ocurrieron en el municipio de Huimanguillo, Tabasco. Los heridos fueron trasladados a Villahermosa, la capital de la entidad del sureste, donde murió el niño en un hospital.

Huimanguillo es la zona más violenta de una de las entidades más inseguras del país, con alta presencia del crimen organizado que pelea por territorios entre asesinatos, secuestros, balaceras y robo de combustible. “Los migrantes que cruzan la frontera quedan atrapados y son blanco de organizaciones criminales porque son el eslabón más vulnerable en la zona’’, advirtió Figueroa.

El activista, quien trabaja permanentemente en la región fronteriza con Guatemala, denunció que muchas autoridades se han vuelto partícipes de ataques a migrantes porque éstos toman nuevas rutas por tercerías para evitar los operativos migratorios y por esos nuevos territorios, las autoridades locales abusan de ellos.

El niño Oscar Cardona había sido detenido y repatriado de México anteriormente, el 28 de septiembre, según cuenta el padre, quien hace cinco años también intentó emigrar, pero lo atraparon los agentes del ICE y estuvo recluido en un centro de detenoción durante 11 meses.

“El niño había intentado irse con una visa, pero la embajada de EEUU se las negó“, recordó ante la televisora local. “Después yo autoricé que se fuera (indocumentado), ya no lo fui a despedir a San Pedro, porque los hijos son de la madre… y aquí no hay trabajo a uno le piden cosas y no puede dárselas’’.

Alrededor de la web