Meghan Markle confía en una de las marcas favoritas de Catalina para codearse con otros ‘royals’

Los enamorados acudieron a su primera cena navideña
Meghan Markle confía en una de las marcas favoritas de Catalina para codearse con otros ‘royals’
Meghan Markle y el príncipe Enrique.
Foto: Getty Images

La futura esposa del príncipe Enrique tuvo la oportunidad de conocer a gran parte de su nueva familia política este miércoles durante la tradicional cena navideña que la reina Isabel II organiza cada año en el palacio de Buckingham.

Para una ocasión tan importante, Meghan optó por un vestido formal con corte a la rodilla y falda de vuelo valorado en 300 libras y de la marca Self Portrait, una de las favoritas de la duquesa de Cambridge, una decisión que demuestra que -tal y como se esperaba- la actriz estadounidense ha tomado como ejemplo a la esposa del príncipe Guillermo para emular su elegancia y, sin duda, también la buena aceptación que esta recibió en su momento entre los británicos tras entrar a formar parte de la casa real.

Los futuros novios llegaron a la cita a bordo del mismo coche, conducido por el propio Enrique, y una vez dentro del palacio se reunieron con Guillermo y Catalina, que acudieron acompañados de sus dos retoños, Jorge y Carlota, los futuros sobrinos de la intérprete. A lo largo de la velada, Meghan tuvo la oportunidad de conocer al príncipe Michael de Kent, primo de Isabel II, así como a su esposa y a su hija, Lady Gabriella Windsor. Como no podía ser de otra forma, el príncipe Carlos también estuvo presente en la reunión familiar acompañado de su esposa Camila, junto a sus sobrinas, las princesas Eugenia y Beatriz.

Poco a poco, la antigua protagonista de la serie ‘Suits’ ha comenzado a integrarse en la institución de la que entrará a formar parte una vez contraiga matrimonio el próximo 19 de mayo. Esta Navidad la guapa morena se enfrentará a otra prueba de fuego cuando celebre las fiestas en Sandringham junto a la familia real -siendo la primera pareja de un royal en ser invitada antes de la boda- y acuda a la tradicional misa del 25 de diciembre celebrada en la iglesia St Mary Magdalene. Se espera que la actriz se acerque a charlar con los curiosos y recoger los ramos de flores que suelen obsequiarles, en vista de que durante su primera aparición pública con Enrique ya demostró un talento innato para este tipo de tarea que, a partir ahora, se convertirán en algo habitual en su día a día.