Trump insiste en muro por “Dreamers” como condición para resolver “DACA”

Busca un acuerdo bipartidista pero bajo sus condiciones
Trump insiste en muro por “Dreamers” como condición para resolver “DACA”
Quiere un arreglo bipartidista.
Foto: NICHOLAS KAMM / Getty Images

WASHINGTON— Al continuar las negociaciones para resolver el limbo de los Dreamers, el presidente Donald Trump instó este jueves al Congreso a que logre un acuerdo bipartidista, si bien reiteró su condición de que cualquier acuerdo debe incluir su prometido muro y más acciones contra la inmigración ilegal.

Trump se reunió a puerta cerrada hoy en el Salón Roosevelt de la Casa Blanca con líderes republicanos del Senado y, según confirmó la portavoz Sarah Sanders, la próxima semana continuará las negociaciones con líderes de ambos partidos.

Al inicio del encuentro, Trump dijo que espera trabajar con la oposición demócrata pero repitió su condición de que cualquier acuerdo sobre el futuro del programa de “acción diferida” (DACA) de 2012, que él desmanteló en septiembre pasado, tiene que incluir el muro en la frontera sur y otras medidas para frenar la inmigración ilegal.

“Vamos a tener un muro, recuerden eso, vamos a tener un muro para evitar la entrada de mortales narcotraficantes, peligrosos traficantes, y violentos carteles criminales. México está teniendo un tremendo problema con el crimen, y queremos evitar eso en nuestro país”, afirmó Trump, acompañado del vicepresidente Mike Pence.

“Cualquier legislación sobre DACA debe asegurar la frontera con un muro. Tiene que dar a nuestros oficiales de inmigración los recursos que necesitan para frenar la inmigración ilegal y  para frenar (a quienes se quedan con) visas vencidas”, precisó.

A esa lista agregó la eliminación de la “lotería de visas” y la “migración en cadena” que, a su juicio, son un “desastre” que amenaza la seguridad nacional, la economía y “provee una entrada al terrorismo”.

Sanders dijo durante su acostumbrada rueda de prensa que la Administración Trump también quiere colocar más agentes de inmigración en la frontera y al interior del país.

Trump volvió a repetir información errónea de que la “lotería de visas” acepta a “lo peor” de los solicitantes de visas de otros países, sin explicar que todos son sometidos a un extenso proceso de revisión de antecedentes.

En la reunión participaron varios de los principales senadores republicanos que negocian a puerta cerrada un acuerdo en torno a DACA, implementado durante la Administración Obama y que desde 2012 amparó a cerca de 800,000 jóvenes indocumentados que llegaron a EEUU cuando eran  niños.

Uno de esos senadores, Lindsey Graham, de Carolina del Sur, es coautor del Dream Act junto con el senador demócrata por Illinois, Dick Durbin.

En un intercambio de bromas, Trump dijo que Graham antes era su “gran enemigo” pero ahora es un “gran amigo”, y agradeció su colaboración en otros puntos de su agenda.

A su vez, Graham dijo que Trump tiene la oportunidad de lograr una reforma migratoria que no lograron sus antecesores, George W. Bush y Barack Obama, y que si el mandatario la quiere, habrá manera de lograr algo que beneficie al país.

“Todos tienen que ceder algo. Pero nunca he estado más optimista sobre una propuesta de reforma migratoria que llegue al despacho del presidente como ahora” afirmó Graham.

Durante el encuentro, el senador Chuck Grassley, sin embargo, secundó a Trump en el sentido de que los republicanos no harán concesiones en sus “principios” para una reforma migratoria.

Tras el encuentro, los senadores Thom Tillis, de Carolina del Norte, y James Lankford, de Oklahoma, dijeron en un comunicado conjunto que los legisladores y Trump están “en la misma página” en lo que se refiere a resolver el asunto de DACA y simultáneamente resguardar las fronteras.

Reconocieron que aún no han logrado acercar posiciones con los demócratas sobre la seguridad fronteriza.

Desde el pleno del Senado, Durbin volvió a insistir en que, sin una solución legislativa, miles de “Dreamers” quedarán expuestos a la deportación una vez que venzan sus permisos de DACA.

Mientras, el líder de la minoría demócrata, Chuck Schumer, dijo que su bancada apoyará un acuerdo presupuestario de largo plazo, para evitar un cierre del gobierno el próximo 19 de enero, si éste incluye una solución para los Dreamers.

Aunque Trump ha dado plazo al Congreso hasta el 5 de marzo para resolver “DACA”, activistas del movimiento pro-inmigrante y hasta tres exsecretarios de Seguridad Nacional han dicho que, en realidad, los legisladores deben aprobar una legislación este mismo mes.

“Nuestra meta debería ser lograr un acuerdo global en todos estos temas (presupuestarios)  para el 19 de enero. Es la mejor forma de resolver todos los asuntos que ahora afrontamos”, dijo Schumer.