Falta de medicamentos y pagos de nómina a médicos asfixia a Michoacán

En la entidad hay más trabajadores administrativos que médicos en funciones
Falta de medicamentos y pagos de nómina a médicos asfixia a Michoacán
Médicos.
Foto: Shutterstock.

MEXICO.- “Algo está pasando en Michoacán’’, advirtió el medico y catedrático universitario Luis Francisco Del Toro en un video de denuncia por la falta de medicamento en el hospital público que dirige en Morelia, capital estatal, en una acción desesperada mientras se escucha de fondo un niño que llora.

“Por caridad, por humanidad, métanle solución’’, solicita al gobierno del estado.

Desde hace unos años a la fecha el estado occidental enfrenta una crisis en los servicios de salud que se repite intermitentemente: no hay suficientes medicinas ni instrumentos para la atención de los enfermos. Tampoco hay abasto de médicos ni dinero para pagar la nómina a tiempo ni una explicación contundente.

El Sindicato de Trabajadores Descentralizados de los Servicios de Salud de Michoacán calcula que la deuda laboral en el sector ronda los 4.5 millones de dólares.

En las últimas semanas, médicos, enfermeros, paramédicos y administrativos cerraron parcialmente algunos hospitales de especialidades como Oncología, el Infantil y el civil además de varias docenas de las 450 clínicas de salud pública  estado.

“Nos dicen que nos van a pagar el lunes y el lunes nos dicen que el miércoles y así se pasa el tiempo’’, advirtió en entrevista televisiva Jorge Hernández, quien labora en el centro de salud de Los Reyes.

El secretario de Salud local, Elías Ibarra, explicó a finales del año pasado que el desabasto de medicina se debía a el incumplimiento en la entrega por parte de las empresas encargadas de surtir a los hospitales públicos y prometió que se regularizaría, pero las denuncias médicos siguen en pie tanto por los retrasos de pago como en la falta de insumos y las respuestas “populistas’’ de las autoridades.

El gobernador Silvano Aureoles echó a andar recientemente una campaña contra la diabetes y la hipertensión, pero ¡no hay medicamentos en las clínicas de salud para atender esas enfermedades!, se asombró el doctor del Toro.

Michoacán no es el único estado del país al que le ha estallado el problema de mala atención de salud en dudosas condiciones. Situaciones similares padecen recientemente los estados de Oaxaca y Tabasco con un común denominador: el problema se agravó en administraciones del Partido de la Revolución Democrática y sus aliados.

Las autoridades de salud en Oaxaca denunciaron recientemente que el gobernador saliente Gabino Cué infló la nómina del sector Salud sin justificación y muchos de los supuestos trabajadores sólo cobraban, razón por la cual se fue endeudando poco a poco hasta que fue imposible pagar a todos.

En Michoacán, Ibarra, quien tomó posesión del cargo de secretario en abril pasado, reconoció también que hoy por hoy hay más gente trabajando como administrativos en el sector (4800), que médicos (4600) o paramédicos (2400) aunque no informó si las plazas de los burócratas eran reales o aviadores como sí reconocieron los oaxaqueños.