Tom Cruise vuelve a las andadas saltando por los tejados de Londres

Se rompió un tobillo, pero no piensa cambiar su forma de filmar
Tom Cruise vuelve a las andadas saltando por los tejados de Londres
Tom Cruise no usa dobles.
Foto: Getty Images

Después de romperse el tobillo rodando una secuencia de riesgo en la capital británica, el actor Tom Cruise ha sido visto haciendo equilibrios a 99 metros de altura en lo más alto de la chimenea del popular museo Tate Modern de Londres, situado a orillas del río Támesis, mientras grababa una nueva escena de acción para la sexta entrega de ‘Misión: Imposible‘.

“Fue una locura, estuvo allí arriba durante horas. Llevaba puesto un abrigo grande, pero aun así hacía frío y mucho viento. Supongo que es la prueba de que sí hace todas sus escenas de acción”, aseguró un testigo presencial al periódico The Independent.

Las redes sociales no tardaron en inundarse de fotografías sacadas por transeúntes en las que se veía a la estrella de Hollywood -ataviada con un arnés de seguridad- corriendo hacia un helicóptero que sobrevolaba el edificio.

“Me da igual que llevara protecciones y sujeciones de seguridad, sigue siendo muy valiente por su parte”, apuntó otro viandante.

Get ready for the most thrilling mission yet…

A post shared by Tom Cruise (@tomcruise) on

El pasado miércoles, dos semanas después de revelar que el rodaje se había retomado a pesar de que su tobillo seguía roto, Cruise ya fue visto saltando desde lo más alto de la catedral de San Pablo y siendo remontando una y otra vez. Y en enero, las autoridades de la ciudad dieron permiso para interrumpir el tráfico en parte del centro para que el actor filmara una secuencia en la que atravesaba corriendo el puente de Blackfriars.

Pese a lo en forma que ha demostrando estar, tras su lesión la estrella de Hollywood tuvo que someterse a diez horas diarias de rehabilitación antes de poder volver a ponerse en pie y no retrasar ni un día la llegada a los cines del filme.

“Estaba persiguiendo a Henry, y se suponía que tenía que chocar contra la pared y alzarme hasta la cornisa, pero cometí un error y mi pie chocó contra la fachada. Supe al instante que me había roto algo y no quería tener que volver a repetirlo, así que me levanté y seguí con la toma. Cuando acabamos, dije: ‘Lo tenemos, me he roto algo, llevadme al hospital’. Y entonces todo el mundo cogió rápidamente sus teléfonos para organizar sus vacaciones”, explicaba a su paso por el programa de Graham Norton.