La Casa Blanca insiste que Trump “no se acobardó” del NRA pero…….

Trump se arrepiente de propuesta de subir la edad para la compra de rifles en EEUU
La Casa Blanca insiste que Trump “no se acobardó” del NRA pero…….
Critican la falta de compromiso de Trump
Foto: MANDEL NGAN / AFP/Getty Images

Al parecer todo fue un show mediático del presidente Donald Trump, un espectáculo para las cámaras de televisión. Así lo sugieren sus críticos luego que el presidente Trump se retractó hoy de su propuesta de subir de 18 a 21 años la edad legal para comprar algunas armas.

Luego de decir ante las cámaras de televisión que no le tenía miedo a la poderosa Asociación Nacional del Rifle (NRA) hoy retiró su propuesta en lo que supone un enorme triunfo para el NRA  y una gran derrota para los padres de las miles de víctimas de tiroteos escolares en EEUU.

El mandatario insistió hoy en Twitter en su plan para armar a los profesores y consideró que la capacidad de subir la edad legal para comprar armas está en manos de los 50 estados del país, y no del Gobierno federal, debido al escaso apoyo político que esa medida ha ganado en el Congreso.

Bajo la ley federal, la edad mínima para comprar un arma de fuego son 21 años si es una pistola y 18 si es un rifle, aunque algunos vendedores sin licencia las venden a personas más jóvenes.

“En los límites de edad de 18 a 21 años, estamos atentos a los casos en las cortes y a sus sentencias antes de actuar. Los estados están tomando esta decisión. Las cosas se están movimiento rápidamente en esto, pero no hay mucho apoyo político (por decirlo suavemente)”, dijo Trump en Twitter.

Por su parte la Casa Blanca defendió por segunda vez este lunes las propuestas de armas del presidente Trump al enfrentar preguntas sobre si se había “acobardado” frente a la presión de la Asociación Nacional del Rifle (NRA).

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, dijo que Trump “no ha retrocedido” de su apoyo para ampliar los controles de antecedentes o aumentar el límite de edad para las compras de armas, aunque ninguno fue abordado en un plan que la administración lanzó la noche del domingo.

“Ahora mismo, el enfoque principal del presidente está en aquellas cosas que pueden ganar un amplio apoyo bipartidista o cosas que se pueden hacer inmediatamente. Pero, eso no significa que hayamos dejado de lado otras cosas que continuaremos revisando y mirando”, aseguró Sanders.

Trump, que durante la campaña presidencial de 2016 recibió el apoyo de la Asociación Nacional del Rifle, prometió que tomaría medidas para acabar con los tiroteos en las escuelas después de que el 14 de febrero Nikolas Cruz, de 19 años, matara a 17 personas en un instituto en Parkland, en Florida.

La Casa Blanca desveló ayer su plan para reforzar la seguridad en las escuelas, que incluye entrenamiento para armar a algunos profesores y la mejora del sistema de antecedentes penales, pero elude prohibir la compra de determinadas armas hasta los 21 años.

En concreto, según ese plan, el Ejecutivo comenzará a trabajar con los estados para dar un “entrenamiento riguroso sobre el uso de armas” a los maestros y al resto del personal de las escuelas que se ofrezcan como voluntarios, según dijeron altos funcionarios en una llamada con la prensa.

Esa medida de armar a los profesores fue formulada por Trump poco después del tiroteo en Parkland y cuenta con el apoyo de la Asociación Nacional del Rifle.

Después de la matanza, Trump aseguró que implementaría medidas para subir de 18 a 21 años la edad mínima para comprar el rifle semiautomático AR-15, utilizado en varios tiroteos, incluido el de Parkland y el ocurrido en 2012 en la escuela de Sandy Hook en Newtown (Connecticut), donde murieron 20 niños y seis profesores

Además, en su plan, la Casa Blanca anunció su respaldo a dos proyectos de ley que se están debatiendo en el Congreso y que cuentan con el apoyo de los dos partidos y de la NRA.

Uno de esos proyectos propone mejorar el sistema de revisión de antecedentes mediante penalizaciones a aquellas agencias federales que cometan errores, mientras que la otra propuesta busca crear un programa de subvenciones para entrenar a los estudiantes y profesores a identificar signos de “posible violencia”.

El autor del tiroteo en el instituto de Parkland era un antiguo alumno que había tenido problemas mentales y expresó en numerosas ocasiones su fascinación por las armas.

Al hilo de esas condiciones, Trump propuso aumentar los controles para impedir el acceso a armas de las personas con problemas mentales y, de hecho, la Casa Blanca ha incluido en su plan propuestas para integrar mejor los servicios de cuidado mental con el resto de atención primaria.

También ha ordenado una revisión de los canales mediante los cuales el FBI recoge pistas sobre posibles amenazas.

Con información de EFE