Dos acusados en caso de fraude que pudo haber dejado cientos de viviendas inseguras en California

Ruben Gutiérrez y Wilfrido Rodríguez enfrentan numerosos cargos de falsificación y robo en el Sur de California
Dos acusados en caso de fraude que pudo haber dejado cientos de viviendas inseguras en California
Los Angeles County Sheriff’s Department ha desvelado las fotografías de Reuben Gutierrez (izda) y Wilfrido Rodriguez (dcha)
Foto: Los Angeles County Sheriff’s Department.

Dos hombres fueron imputados con 487 cargos el miércoles en una queja que alega que pasaron años ejecutando una estafa que potencialmente ha dejado a cientos de personas en el sur de California con viviendas que pueden no ser sólidas desde el punto de vista estructural.

La Fiscalía del Condado de Los Ángeles dijo en un comunicado de prensa que Ruben Gutiérrez, de 43 años, de Huntington Beach, y Wilfrido Rodríguez, de 46 años, de Downey, enfrentan numerosos cargos de falsificación, robo de identidad y hurto mayor por un ardid que involucra documentos falsificados y servicios de ingeniería fraudulentos.

Ambos fueron arrestados el 27 de febrero, más de dos años después de que fueron identificados como personas de interés en el caso en febrero de 2016, según el L.A. County Sheriff’s Department. Los investigadores descubrieron más de 735 víctimas potenciales en 56 ciudades del Sur de California.

La actividad fraudulenta estaba vinculada a un negocio legítimo, Palos Verdes Engineering Co., que desconocía que los dos hombres se hacían pasar por ingenieros civiles con licencia. La compañía Rolling Hills Estates, fundada en 1985, no ha sido implicada en ningún delito. De hecho, fueron los dueños del negocio quienes contactaron a las autoridades en abril de 2014 para informar de la supuesta actividad fraudulenta de Gutiérrez y Rodríguez.

Rodríguez trabajaba como dibujante de ingeniería y Gutiérrez, como diseñador de arquitectura, pero ninguno de los dos llevaba licencia para arquitectura o ingeniería civil. A partir de 2007, los hombres hicieron uso de la firma de uno de los ingenieros con licencia de Palos Verdes Engineering, engañando tanto a propietarios como a funcionarios. Los fiscales afirmaron que el propietario del negocio no revisó ni aprobó ninguno de los planes de ingeniería supuestamente creados y presentados por los demandados ni autorizó a Rodríguez y Gutiérrez a usar su sello.

Los acusados ​​completaron proyectos que incluyen viviendas unifamiliares nuevas, dúplex de unidades múltiples de dos pisos y planes para agregar habitaciones, de acuerdo con los investigadores del sheriff. Los funcionarios alegaron que usaron software robado de la compañía para llevar a cabo el fraude.

“Ya que Rodríguez y Gutiérrez no son ingenieros civiles profesionales con licencia, las estructuras construidas en base a sus cálculos de ingeniería y especificaciones pueden ser inseguras y no aptas para ser habitadas”, advirtieron los oficiales.

Gutiérrez y Rodríguez fueron detenidos bajo fianza, de 7.2 millones y 15.6 millones, respectivamente. De ser declarados culpables, el primero se enfrenta a 105 años en una prisión estatal y el segundo a 152.