Senadoras de California piden investigar renuncia de portavoz de ICE en San Francisco

Dianne Feinstein y Kamala Harris exigen que se determine si ICE y el Departamento de Justicia conscientemente hicieron falsas declaraciones sobre las redadas realizadas en el norte del estado

Las senadoras Dianne Feinstein y Kamala Harris conversan en la capital de Estados Unidos.
Las senadoras Dianne Feinstein y Kamala Harris conversan en la capital de Estados Unidos.
Foto: Mark Wilson / Getty Images

Las senadoras de California, Dianne Feinstein y Kamala Harris, así como otros legisladores demócratas, piden que el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) investigue la renuncia del antiguo portavoz de la Oficina de Servicios de Inmigración y Aduanas (ICE) en San Francisco.

A principios de este mes, el portavoz, James Schwab, dimitió diciendo que lo hacía porque el director interino de ICE, Tom Homan, y el fiscal general de Estados Unidos, Jeff Sessions, mintieron al declarar que cientos de extranjeros criminales evadieron arresto en febrero por culpa de la alerta de redadas que emitió la alcaldesa de Oakland, Libby Schaaf.

Schwab afirmó que no era cierto que “centenares” de inmigrantes estaban en la mira de una redada de ICE el 25 de febrero en el norte de California, ni que “100% son criminales peligrosos en las calles”. Incluso, Schwab dijo que cuando protestó la “fabricación de los hechos” para atacar a la alcaldesa Schaaf, sus jefes le ordenaron que “evadiera” las preguntas de periodistas, o que repitiera declaraciones ya hechas por Homan.

El jueves los senadores emitieron una carta exigiendo que el DHS investigue la renuncia de Schwab y determine si las declaraciones de la administración de Trump son fidedignas.

Los legisladores también piden que los funcionarios estudien la comunicación entre Schwab y otros integrantes del DHS y el Departamento de Justicia, que realicen una investigación sobre la cantidad de personas arrestadas durante la operación de ICE en el Área de la Bahía y que determinen si alguien dentro del DHS conscientemente hizo falsas declaraciones al respecto.

“Tenemos graves preocupaciones de que los funcionarios de la administración Trump están tergiversando los hechos y las estadísticas en torno a esta acción coercitiva con fines políticos”, dice la carta.

“Las políticas públicas y las operaciones de aplicación de la ley deben estar basadas en hechos, no en declaraciones falsas o distorsiones de los funcionarios políticos”, recalca.


NOTAS RELACIONADAS