La estrategia del fiscal general de EEUU que dejaría sin efecto miles de deportaciones

Jeff Sessions se las ingenia para revertir fallos que frenan miles de deportaciones

Sessions ha revisado con una frecuencia mayor las decisiones judiciales sobre deportaciones.
Sessions ha revisado con una frecuencia mayor las decisiones judiciales sobre deportaciones.
Foto: Getty

El fiscal general Jeff Sessions podría valerse de la revocación de fallos de jueces sobre deportaciones para expulsar a un mayor número de inmigrantes de Estados Unidos.

Sessions ha revisado con una frecuencia mayor las decisiones judiciales como parte de la política del Gobierno del presidente Donald Trump para reducir el número de indocumentados.

En los últimos cinco años unos 200,000 casos de deportación han sido cancelados por las cortes de inmigración, de acuerdo con datos del Departamento de Justicia federal citados por la cadena Univision.

Sin embargo, muchas de estas decisiones podrían quedar sin efecto si el funcionario sigue con su estrategia de revisar el llamado “cierre administrativo”, una herramienta que le permite a los jueces poner en espera indefinida los procedimientos de deportación.

El remedio se utiliza en estados donde hay otros tipos de remedios bajo las leyes de inmigración.

“El cierre administrativo es una herramienta que tenemos los jueces para decidir respecto cuáles casos están listos o cuáles otros tienen otros caminos o pasos antes de estar listos para una decisión final de la corte”, dijo a la referida cadena la jueza Dana Leigh Marks, portavoz de la Asociación Nacional de Jueces de Inmigración (NAIJ).

El procedimiento, para expertos en el tema, no solo es equivocado, sino puede ser contraproducente al retrasar la audiencia de los casos.

“Él cree que si reabre aquellos casos en donde un juez dictaminó la cancelación de la deportación, van a ser procesados más rápidos. Así no funciona el sistema”, dijo, por su parte, el abogado Jaime Barrón.