Trump repite falso reclamo de que “millones” votaron ilegalmente en California

Trump creó una comisión que se desbandó al no ofrecer pruebas de fraude electoral
Trump repite falso reclamo de que “millones” votaron ilegalmente en California
Trump disuelve la comisión que investigaba supuestos fraudes electorales.
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinion

WASHINGTON— En su cuarto viaje a Virginia Occidental desde que asumió el poder el año pasado, el presidente Donald Trump recurrió a otra de sus quejas sobre los “millones y millones” de personas que votaron ilegalmente en California y que le costaron el voto popular.

Aunque la visita del jueves tenía el objetivo de promover su reforma tributaria y recortes de impuestos, Trump volvió a repetir su acusación, sin fundamento, de que hubo fraude electoral en California en los comicios presidenciales de 2016.

“En muchos lugares, como California, la misma persona vota muchas veces. Quizá no lo habían escuchado antes… no es una teoría de conspiración, amigos. Millones y millones de personas”, dijo Trump durante una mesa redonda.

Trump ganó en el Colegio Electoral frente a su rival demócrata, Hillary Clinton, pero ésta lo superó con creces en el voto popular, por un total de 4,2 millones de votos adicionales.

El mandatario no logra desprenderse de esa pérdida y, desde poco después de los comicios, de vez en cuando destaca que, si no hubiese sido por ese “fraude” en California, Virginia y Nuevo Hampshire, también hubiera ganado el voto popular.

Tras su llegada a la Casa Blanca, Trump puso en marcha una “Comisión de Asesores sobre la Integridad Electoral” para que investigara el presunto fraude electoral, pero la desbandó a comienzos de enero pasado.

La comisión,  presidida por el vicepresidente, Mike Pence, y el secretario de Estado de Kansas, Kris Kobach, nunca logró presentar pruebas fehacientes de fraude por parte de extranjeros no ciudadanos. Además afrontó numerosos litigios, ataques demócratas, y objeciones y escasa cooperación de gobiernos estatales consternados por el manejo de bases de datos de los votantes.

“Aunque ganó el Colegio Electoral en 2016 y es presidente, Donald J. Trump no supera el hecho de que perdió el voto popular en dichos comicios y recurre a ridículas teorías conspiratorias para justificar que Hillary Clinton lo superó por tres millones de votos en la preferencia popular”, dijo hoy a este diario Maribel Hastings, analista de “America´s Voice”.

“Ahora dice que en California ‘una misma persona votó muchas veces… millones y millones’. Y ataca específicamente a California por ser el estado que le ha hecho frente a su agenda y políticas antiinmigrantes”, observó.

El único fraude masivo, enfatizó Hastings, “estaba en su cabeza”, y su nueva queja forma parte de su estrategia favorita: “atacar inmigrantes, inventarse crisis en la frontera y repetir la falsedad de que hubo fraude” en 2016

Al escuchar la queja de Trump en Virginia Occidental, el secretario de Estado de California, el demócrata Alex Padilla, ironizó en Twitter: “el único fraude es el ocupante del Despacho Oval”,  su comisión fue un desperdicio de fondos públicos, y su nueva acusación “deshonra” a quienes velan por la integridad del voto.

Activistas de las comunidades minoritarias han instado al Congreso a que fortalezca las leyes que protegen el derecho al voto, ante los esfuerzos de grupos conservadores de suprimir el voto de las minorías.