Persecución errática a través de Inland Empire con disparos al final

El sospechoso había robado un Toyota modelo antiguo
Persecución errática a través de Inland Empire con disparos al final
Las autoridades dispararon rondas no letales y destrozaron la ventana del pasajero, luego enviaron un K-9 al vehículo para someter al sospechoso.
Foto: ABC7 (Captura)

Un sospechoso de robar un vehículo llevó a las autoridades en una persecución errática a través de varias partes de los condados de San Bernardino y Los Ángeles en varias autopistas la noche del jueves.

Poco antes de las 6:30 pm, un alguacil del condado de San Bernardino hizo una parada de tráfico en Peyton y Olympic View en Chino Hills. El conductor no cedió y comenzó una persecución.

Las autoridades confirmaron rápidamente que el vehículo del sospechoso, que era un Toyota modelo antiguo que parecía tener una rueda de repuesto en la parte de atrás, era robado.

El sospechoso tomó la autopista 210 en dirección oeste. Viajó a velocidades normales a través de San Bernardino, Monrovia, Duarte, Pasadena, Glendale y luego en el Valle de San Fernando. Cuando el sospechoso ingresó al área de Glendale y realizó la transición hacia la autopista 134 en dirección oeste, comenzó a acelerar, traslándose a los carriles de uso compartido para evadir a la policía.

En un momento dado, el vehículo del sheriff de San Bernardino probó una maniobra de bloqueo, pero el sospechoso se desvió tras ser golpeado y entrelazado por el tráfico antes de regresar al carril de carpool. El sospechoso continuó mientras el tráfico comenzaba a ceder y en otro punto, abrió la puerta del automóvil e intentó mirar debajo del vehículo.

El sospechoso se estrelló contra otro vehículo mientras iba lento y las autoridades intentaron otra maniobra de PIT. En ese punto, el sospechoso dio media vuelta y viajó en la dirección incorrecta en una autopista en la rampa, luego giró rápidamente hacia la autopista 405 en dirección sur.

El sospechoso continuó por la Autopista 405, de tráfico lento, manteniéndose alejado de las autoridades y con las luces apagadas. Cuando entró en Hawthorne, las autoridades intentaron otra maniobra de bloqueo y provocaron que el auto se saliera de control. El vehículo se detuvo y el sospechoso se subió al asiento trasero del vehículo.

Las autoridades dispararon rondas no letales y destrozaron la ventana del pasajero, luego enviaron un K-9 al vehículo para someter al sospechoso. Luego sacaron al sospechoso del asiento trasero del vehículo. El hombre fue finalmente puesto bajo custodia.