Alegatos finales en el juicio contra el agente que mató a un joven mexicano del otro lado del muro

"Tirar una piedra no es un crimen capital", dice la fiscal; "sólo intentaba protegerse", responde el abogado defensor
Alegatos finales en el juicio contra el agente que mató a un joven mexicano del otro lado del muro
José Antonio Elena Rodríguez fue asesinado del lado mexicano del muro el 2 de octubre del 2012.
Foto: AZPM News (Captura Twitter)

Hoy han sido presentados los argumentos finales de la Fiscalía y la defensa en el juicio contra el agente de la Patrulla Fronteriza Lonnie Swartz, acusado por disparar a través del muro fronterizo en Arizona y haber matado al adolescente José Antonio Elena Rodríguez, que estaba en México, el 2 de octubre del 2012.

La fiscal Wallace Heath Kleindienst dijo ante el jurado en la Corte Federal en Tucson que “tirar una piedra” no debe ser considerado un “crimen capital” y que el joven Elena Rodríguez, de 16 años, no merecía morir por este hecho.

Ella considera que el agente fronterizo estaba “enojado y cansado” de personas que “tiran” piedras a través del muro fronterizo y por eso disparó, pero subrayaó que no existe una justificación para la cantidad de disparos. Y es que el agente disparó 16 disparos en menos de 34 segundos a través del muro fronterizo, recibiendo el menor de 16 años de edad ocho impactos de bala en la espalda y dos en la cabeza que le causaron la muerte.

Eso sí, la fiscalía no desmintió la versión de que Elena Rodríguez formaba parte de un grupo de personas que tiraba piedras desde el lado mexicano para tratar de proteger a un grupo de traficantes de drogas.

Por su parte, el abogado de la defensa, Sean Chapman, aseguró que el oficial solamente se defendió ya que temió por su vida y la de los demás agentes que se encontraban en el lugar de los hechos. Él dijo al jurado que la fiscalía no logró presentar suficientes pruebas para demostrar que su cliente había cometido un crimen.

Durante su testimonio a la corte la semana pasada, el agente fronterizo dijo “no recordar” gran parte de lo que había sucedido esa noche. Esta es la primera vez que un agente fronterizo enfrenta cargos criminales por una muerte ocurrida del lado mexicano.

El caso se encuentra ahora en manos del jurado.