Garcetti declara crisis de albergues en L.A. y anuncia medidas contra ella

"Será más rápido y más barato construir una nueva vivienda para desamparados", aseguró el alcalde de L.A.
Garcetti declara crisis de albergues en L.A. y anuncia medidas contra ella
Garcetti firmó hoy dos ordenanzas que acelerarán los esfuerzos contra la crisis.
Foto: Chip Somodevilla / Getty Images

Poco después de su importante viaje a Iowa, el alcalde de Los Ángeles ha declarado hoy una crisis de albergues para desamparados y ha anunciado nuevas medidas para aumentar los alojamientos temporales y enfrentar la grave crisis que azota a la ciudad.

Eric Garcetti firmó hoy dos ordenanzas aprobadas por el Consejo de la ciudad el 11 de abril que “acelerarán dramáticamente los esfuerzos de una ley para crear nuevas unidades de alojamiento para los angelinos sin techo”.

La ordenanza denominada Apoyo Permanente de Vivienda ayudará a reducir el tiempo de desarrollo de proyectos creando un proceso de planeamiento acelerado y “retirando barreras regulatorias que han impedido históricamente la aprobación y la construcción de vivienda de apoyo”.

Según anunció el alcalde de “la capital mundial de los sin techo”, con las nuevas medidas el tiempo de aprobación de un proyecto pasará de tomar cerca de cinco años a menos de uno. Asimismo, el fiscal de la ciudad, Mike Feuer, recalcó que, aunque hay medidas que buscan trabajar a largo plazo para enfrentar el problema, es importante actuar ahora: “hagámoslo ya”.

Así, otra iniciativa, la Conversión Temporal de Hoteles y Moteles permite que se adapten edificios ya construidos para albergar a los indigentes en su transición hacia viviendas permanentes.

Para José Huízar, concejal del Distrito 14, hoy es “un día diferente porque estamos impulsando medidas para solucionar el problema de los desamparados”. En lo que denominó “un tema humanitario y moral“, él destacó que, aunque hay un plan permanente a largo plazo, “tenemos un esfuerzo que comenzará a solucionar inmediatamente este problema y en el que cada uno está participando”.

“Este es el tipo de soluciones que necesitamos para enfrentar el reto más grande de nuestra generación”, mencionó el concejal Marqueece Harris-Dawson, del Distrito 8. Garcetti reconoció igualmente el trabajo de la concejal Nury Martínez (Distrito 6) por su participación en las soluciones. En marzo, a través de la organización no lucrativa L.A. Family Housing, se inauguró en el Distrito 6 el conjunto Apartamentos Fiesta para ofrecer vivienda temporal y servicios a 49 adultos que vivían en las calles.

El presidente del Concejo angelino, Herb Wesson, resaltó la importante labor de equipo desarrollada entre los concejales, la alcaldía y los grupos de trabajo de la ciudad comprometidos para buscar soluciones al problema: “ha sido una gran alianza entre la alcaldía y el Concejo y un orgullo formar parte de este equipo, donde cada uno aportó lo mejor para buscar una solución”.

En su informe Estado de la Ciudad de Los Ángeles, Garcetti anunció este lunes una partida de 20 millones de dólares que serán distribuidos entre los diferentes distritos. Cada concejal deberá identificar un lugar o un edificio adyacente a un sector de alta población de indigentes para establecer allí un albergue de emergencia.

Igualmente, la proposición HHH, por valor de 1.200 millones de dólares aprobada por los votantes en 2016, permitirá construir vivienda de apoyo en los próximos 10 años. “Pero los angelinos sin techo no pueden esperar años para salir de las calles. Necesitamos más opciones para llevarlos bajo techo ahora”, insistió el alcalde de Los Ángeles.

Su propuesta incluye en total destinar 430 millones de dólares del presupuesto para el próximo año fiscal, incluyendo más de 238 millones generados por el bono para vivienda HHH, aprobado por los votantes.

El problema de las personas sin techo, predominante en Los Ángeles, se extiende a otras ciudades de California. Según un conteo estatal más reciente, la población de indigentes en California superó las 134.000 personas en 2017, mostrando un aumento de 16 % con respecto a 2015.

El número de personas viviendo en la calle o en albergues del condado de Los Ángeles se ha incrementado un 75 % en los últimos seis años, desde 32.000 hasta casi 58.000. El aumento ha sido de un 23 % únicamente en el último año, según cifras oficiales del Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano.