Mató y torturó en su país, hoy ICE celebra su histórica condena

Cruel asesino de la guerra civil en Libera es sentenciado a 30 años de prisión por fraude migratorio
Mató y torturó en su país, hoy ICE celebra su histórica condena
"Jungle Jabbah" de 51 años vivía en East Lansdowne, Pennsylvania
Foto: ICE

Un cruel asesino de la guerra civil en Liberia fue localizado, capturado y sentenciado a una histórica condena que tiene a ICE celebrando.

El inmigrante de Liberia fue sentenciado ested jueves en un tribunal federal a 30 años de prisión por fraude inmigratorio y perjurio.

Mohammed Jabbateh, un cruel líder insurgente liberiano, también conocido como “Jungle Jabbah”, había estado viviendo en East Lansdowne, Pennsylvania.  Jabbateh, de 51 años, fue declarado culpable en octubre de 2017 de dos cargos de fraude en documentos de inmigración y dos cargos de perjurio. Al pedir amparo migratorio ante el gobierno de EEUU mintió sobre su rol y sobre sus crímenes atroces en la guerra civil de su país.

De acuerdo con el testimonio del juicio, en un caso Jabbateh ordenó que el corazón de un cautivo fuera cocinado y dado como alimento a sus combatientes. En otro, los combatientes bajo el mando del acusado asesinaron a un aldeano, le quitaron el corazón y le ordenaron a la esposa del jefe del pueblo que lo cocinara. Jabbateh luego mató al jefe de la ciudad y le ordenó a su viuda que cocinara el corazón de su esposo.

La pena que recibió Jabbateh es la sentencia más larga para un caso de violador de derechos humanos en la historia del Centro de Crímenes de Guerra y Crímenes en contra de los Derechos Humanos (ICE) de la Oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), que apoyó la investigación.

La sentencia también cierra una extensa investigación dirigida por ICE Homeland Security Investigations (HSI) Filadelfia.

“Permitamos que la sentencia de hoy sirva como ejemplo del compromiso de HSI de enjuiciar a individuos como el Sr. Jabbateh”, dijo Marlon Miller, agente especial a cargo de la oficina de HSI en Filadelfia en un comunicado oficial.

“Los violadores de los derechos humanos no evadirán la justicia y serán considerados responsables de sus crímenes cometidos en el extranjero, ni encontrarán refugio aquí en los Estados Unidos”, concluyó.

Durante la primera guerra civil de Liberia entre 1992 y 1995, Jabbateh, como comandante de una facción en guerra conocida como el Movimiento Unido de Liberación de Liberia por la Democracia (ULIMO), cometió varios actos de brutalidad impactante, incluyendo violaciones, esclavización sexual, esclavitud trabajo, asesinato, mutilación y canibalismo ritual.  También es responsable del reclutamiento forzado de menores de edad.

?>