Un policía de L.A. es arrestado en el Condado de San Diego por transportar inmigrantes ilegales

Mambasse Koulabalo Patara transportaba a Fermín López y su sobrino, Germán Ramírez-Gonazalez
Un policía de L.A. es arrestado en el Condado de San Diego por transportar inmigrantes ilegales
Mambasse Koulabalo Patara fue arrestado tras detenerse en el puesto de control de la carretera interestatal 8 al este del condado de San Diego.
Foto: Eduardo Santana / EFE

Un oficial de policía de Los Ángeles fue acusado de intentar introducir ilegalmente a dos mexicanos en EEUU tras ser arrestado el martes en un puesto de control de inmigración cerca de Pine Valley.

Según una demanda federal, Mambasse Koulabalo Patara fue arrestado tras detenerse en el puesto de control de la carretera interestatal 8 en el este del condado de San Diego, poco después de la medianoche del martes, con dos pasajeros en su automóvil.

Los agentes de la Patrulla Fronteriza dijeron que Patara se detuvo en el área de inspección principal en un sedán Toyota Corolla negro 2006 e inmediatamente les dijo que era un ciudadano estadounidense fuera de servicio y les mostró su tarjeta de identificación del LAPD. Según la denuncia, Patara parecía nervioso y visiblemente tembloroso, con lo que fue remitido a una inspección secundaria para un nuevo interrogatorio.

Cuando se les preguntó, ambos pasajeros, identificados como Fermín López y su sobrino, Germán Ramírez-Gonazalez, también dijeron a los agentes que eran ciudadanos estadounidenses.

En la inspección secundaria, Patara informó al agente de la Patrulla Fronteriza de que era un oficial de policía de L.A. y que portaba su arma emitida por el servicio. Después de registrarle, el agente encontró una pistola oculta en la parte posterior de la cintura de Patara.

López y Ramírez-González terminaron admitiendo ante los agentes que eran ciudadanos mexicanos y que no tenían documentos de inmigración que les permitieran ingresar o permanecer en los EEUU. De acuerdo con el documento, Ramírez González dijo a los agentes que él y López habían cruzado ilegalmente la frontera seis días antes.

Las hitorias de los dos mexicanos no cuadran. Así, López dijo a los agentes que los dos habían caminado durante un día y medio tras cruzar la frontera el 22 de abril antes de llegar al Casino Golden Acorn. Entretanto, Ramirez-Gonzalez dijo que había ido a Los Ángeles y luego al Casino Viejas en Alpine con Patara, a quien dijo conocer desde hace unos cinco años. Después de apostar en Viejas durante una hora, los dos fueron al Golden Acorn Casino.

Ramirez-Gonzalez dijo que el grupo había dejado el casino entre las 8 p.m. y 9 p.m. y condujo hacia Los Ángeles, y no pudo explicar por qué estaban en el punto de control alrededor de la medianoche. “A Ramirez le preguntaron cómo era posible que un viaje de 15-20 minutos hasta el punto de control durara más de tres horas. Ramírez afirmó que no sabe”, dijo la denuncia.

Un oficial de LAPD dijo que Patara trabajaba en la División de Tráfico del sur del departamento y que se le asignó un permiso administrativo pagado después de su arresto. Él ha formado parte del departamento durante unos 11 años.