Kevin de León en la lucha por pasar a la segunda ronda contra Dianne Feinstein

La batalla este año es cuesta arriba, pero De León, un líder progresista y autor de la ley santuario, cree que a California le llegó la hora del cambio ante un liderazgo que ha sido poco amigo de los inmigrantes.

Kevin de León en la lucha por pasar a la segunda ronda contra Dianne Feinstein
El político Kevin de León durante una visita a La Opinión. / Foto: Aurelia Ventura.
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinion

El senador estatal Kevin de León, quien sorprendió a propios y extraños al obtener el apoyo del partido demócrata estatal en su campaña contra la veterana senadora federal Dianne Feinstein, insiste en que a California le llegó la hora del cambio.

Feinstein ha sido una figura casi inamovible en California incluso antes de su elección al senado en 1992, pero De León está dando la pelea por presentar una propuesta “más progresista” y más “a tono”, con la diversa población de California.

Los expertos ven una lucha generacional, al mismo tiempo que política. Feinstein es la realeza política de los demócratas moderados, De León es el luchador descendiente de inmigrantes que ha ayudado a definir al partido demócrata de California como uno de los más progresistas del país.

De León también fue el primera latino en presidir el senado en la era moderna.

La lucha, sin embargo, es cuesta arriba para De León, particularmente porque Feinstein es ampliamente conocida y el senador de Los Ángeles, no lo es tanto. De León, sin embargo, espera que los votantes más jóvenes y los latinos estén entre los californianos dispuestos a votar por él el 5 de Junio en las elecciones primarias. 

Las generales son en noviembre, y los dos candidatos que obtengan más votos en la primaria, irán a la segunda vuelta.

“En estos momentos, aspiro a pasar a la segunda ronda, para darle la pelea a Feinstein”, dijo el senador, ahora presidente honorario del senado, después de dejar el cargo formal hace pocas semanas. “Para mí, el voto latino es de enorme importancia”.

En el último año y medio, De León se convirtió en una figura clave en la protección a los inmigrantes de los embates del presidente Donald Trump.  Fue este hijo de inmigrantes el que escribió y patrocino la ley santuario de California, mejor conocida como el Acta de Valores de California.

De Feinstein, quien lo sobrepasa con creces en las encuestas y en fondos de campaña, De León dice que esto no puede ser una sorpresa. “Estamos hablando de una multimillonaria“, apunta.

Corriendo hacia atrás en el tiempo, la distancia entre De León y Feinstein fue muy clara cuando California vivió la Proposición 187, que en 1994 prendió la mecha anti inmigrante en el estado y se aprobó por mayoría, para quitar derechos de escolaridad y salud a los inmigrantes indocumentados.

La mayor parte de la proposición nunca fue aplicada, pero De León había sido parte de la resistencia contra la medida, cuando era organizador sindical en Los Angeles.

Feinstein, sin embargo, siempre estuvo entre los cuadros más bien moderados y conservadores en el tema migratorio, y junto a Bill Clinton, solo salió en contra de la proposición 187 un par de semanas antes de las elecciones.

“Ella llegó muy tarde a la defensa de los inmigrantes”, dijo De León, recordando que Feinsteain nunca fue líder en este tema, concentrándose principalmente en temas de seguridad nacional durante su tiempo en el senado de Washington.  

Este tema de los años noventa fue lo que, en parte, llevó a millones de personas a naturalizarse en California y entregó el partido a los demócratas, que hoy dominan la política estatal.

De León no sólo habla de inmigración en su campaña. El senador de 51 años es partidario de un sistema de salud equivalente a Medicare for all, es decir, un sistema universal de salud.

Otro de sus temas favoritos es el cambio climático y el mantener a California en la vanguardia de las medidas para protección del medio ambiente.

Una política coherente hacia América Latina es otro de sus objetivos.

“Creo que Estados Unidos ha estado de espaldas a América Latina por mucho tiempo” , dijo De León. “Hay muchos temas que debemos tocar, por ejemplo, por qué no facilitamos que vengan más jóvenes estudiantes del continente a estudiar a nuestras universidades”.

Las encuestas más recientes señalan que De León está luchando por mantenerse en segundo lugar, ya que en estas primarias abiertas, de todos contra todos, un republicano de nombre James Bradley, con una plataforma “pro Trump”, está casi al mismo nivel que De León.