Ataques suicidas en Afganistán dejan casi 40 muertos, entre ellos 11 niños

El Estado Islámico reivindicó los atentados
Ataques suicidas en Afganistán dejan casi 40 muertos, entre ellos 11 niños
Atentados en Afganistán.
Foto: EFE

Una ola de atentados que sacudió Afganistán deja casi 40 muertos, entre ellos 11 niños y nueve periodistas, además de causar heridas a más de 50 personas, informaron las autoridades.

En un doble atentado perpetrado en el centro de Kabul se registraron 25 muertos, 9 de ellos periodistas, mientras que otras 49 personas han resultado heridas en el ataque, reivindicado por el Estado Islámico (ISIS).

El portavoz de la Policía local, Hashmat Stanekzai, indicó que cuatro de los muertos se produjeron en la primera explosión, ocurrida sobre las 08.00, hora local, en el área de Shashdarak.

“Confirmamos que el primer ataque fue un atentado suicida perpetrado por un atacante subido en una motocicleta cargada de explosivos, en esa detonación murieron cuatro civiles”, apuntó la fuente.

Los otros 21 se produjeron en una segunda explosión ocurrida media hora más tarde, cuando, según el portavoz policial, “un suicida que se disfrazó de periodista con una cámara en la mano” se inmoló entre un grupo de civiles y periodistas que habían acudido a la zona para cubrir el suceso.

 

 

El Comité para la Seguridad de los Periodistas Afganos (AJSC, en inglés), entre los fallecidos hay nueve periodistas.

Stanekzai confirmó, por otro lado, el deceso de cuatro policías que estaban acordonando la zona cuando se produjo la segunda explosión.

El Estado Islámico reivindicó los atentados en un mensaje en la red social Telegram señalando que un primer terrorista detonó su chaleco explosivo en el edificio de la Inteligencia afgana y un segundo hizo lo mismo en la calle para sorprender a las personas que habían huido del primer ataque y “hacerlos pedazos”.

ISIS identificó a los terroristas como  Qaqaa al Kurdi y Jalil al Qurashi.

El grupo yihadista afirmó que el ataque causó 110 víctimas, entre muertos y heridos, aunque el grupo suele exagerar las cifras referentes a sus atentados.

El grupo yihadista ha perpetrado varios atentados en Kabul en lo que va de año.

Hace una semana, un ataque suicida contra un centro de registro de votantes en el oeste de Kabul, reivindicado por este grupo, causó 69 muertos y heridas a cerca de 120 personas.

Mueren 11 niños en atentado contra convoy de la OTAN

El país apenas y trataba de asimilar lo sucedido en Kabul cuando un nuevo ataque suicida se registró contra un convoy de OTAN en sur de Afganistán.

En ese ataque murieron al menos 11 niños y otras 17 personas resultaron heridas, entre ellas 5 soldados rumanos de la OTAN, en un ataque suicida en la provincia de Kandahar, en el sur de Afganistán.

Un suicida hizo detonar un vehículo bomba contra un convoy de militares rumanos de la OTAN cuando pasaban junto a una mezquita provocando una potente explosión que derrumbó un delgado muro que cercaba el patio del recinto religioso, dijo el portavoz de la Policía provincial, Matiullah Helal.

Los niños, que se encontraban en el patio de la mezquita, perdieron la vida al ser golpeados por la metralla y aplastados por los trozos del muro reventado por la explosión, que se produjo en el distrito de Daman sobre las 10.30 hora local, añadió.

Otras 12 personas, entre ellas mujeres y niños, resultaron heridas en el ataque y han sido trasladadas a hospitales de la región.

Helal señaló que 5 militares rumanos resultaron también heridos.

El portavoz de las fuerzas aliadas en Afganistán Robert Kearley aseveró que la misión está al tanto de las informaciones que están siendo difundidas por los medios y están investigando lo sucedido.

El año pasado 861 niños fallecieron y 2.318 resultaron heridos como consecuencia del conflicto en Afganistán, según datos de la Misión de Asistencia de Naciones Unidas en el país asiático (Unama).

En enero de 2015, la OTAN finalizó su misión de combate en Afganistán y la sustituyó por una de entrenamiento y asesoramiento a las tropas afganas que en la actualidad cuenta con unos 14.000 efectivos.

Desde enero, la capital afgana ha sido escenario de varios atentados, el más grave el perpetrado a finales de ese mes por los talibanes con una ambulancia bomba que explotó en plena calle en un céntrico barrio de Kabul y mató a más de un centenar de personas.

Con información de EFE