Amnistía Internacional: “Gobierno de EEUU quiere confundir a los refugiados con delincuentes”

Observadores de la organización alegan que el trato que se está dando al grupo de la caravana migrante es político y contribuye a minar las leyes de refugiados vigentes en Estados Unidos desde 1980.
Amnistía Internacional: “Gobierno de EEUU quiere confundir a los refugiados con delincuentes”
Para las familias que esperan del lado mexicano, CBP está dando pocas explicaciones de por qué no procesan a más solicitantes de asilo.
Foto: John Moore / Getty Images

La organización de derechos humanos Amnistía Internacional tiene a tres observadores en la frontera de California con México para vigilar la situación de la caravana migrante y el trato que reciben de las autoridades de los dos países.

Brian Griffey, investigador regional que coordina la respuesta del lado estadounidense habló este martes con La Opinión sobre la situación de la caravana migrante que está frente a la garita de San Ysidro en Tijuana, esperando ser procesada por las autoridades de Estados Unidos bajo las leyes de asilo.

A continuación la entrevista:

¿Cuántas personas hay en la caravana que está en Tijuana y cuál es su situación?

De los más de 1200 que empezaron la caravana en Centroamérica, sólo 200 decidieron venir a Tijuana a presentarse en San Ysidro, la mitad son niños, que están con padre, madre o un guardián legal.

Desde que se presentaron en la garita el domingo por la tarde, las autoridades solo han aceptado a ocho el primer día y seis el segundo. También este martes procesaron a 25 mexicanos, principalmente de los estados de Michoacán y Guerrero (que no estaban con la caravana).

 

¿El grupo que el gobierno de Trump afirma que intentó cruzar ilegalmente iba con la caravana?

Es posible, pero la caravana estuvo formada por diversos grupos. No obstante, los abogados que han estado asistiendo trabajaron con los que tienen la intención de presentarse formalmente sin cruzar la frontera, haciéndolo en la garita.

Creemos sin embargo que el gobierno quiere confundir a la opinión pública y hacer creer que hay algo de ilegalidad en el grupo que quiere pedir asilo.  Justo a los pocos minutos de que aceptaran procesar a 8 personas el día lunes, luego de más de 24 horas de espera, lanzaron el comunicado diciendo que presentarían cargos contra 11 que saltaron la barda en otra parte.

Las autoridades han dicho que no tienen espacio para procesarlos a todos

Eso es un insulto a la inteligencia de cualquiera. Hace una semana, la secretaria de Seguridad Nacional Kirsjten Nielsen dijo que mandarían agentes, jueces y otros recursos para lidiar con la caravana, y sin embargo apenas el primer grupo de 50 iba hacia la garita, cerraron la puerta y dijeron que no tenían capacidad.

Esto no pasó con anteriores caravanas que se hicieron otros años, que fueron procesadas ordenadamente. Tampoco pasó con los Haitianos cuando hubo la crisis hace un tiempo de un grupo de haitianos que buscaba pedir asilo. En ese momento estaban procesando hasta 80 a 100 cada día.

En enero tuvimos una reunión con CBP en la que hablamos a fondo de toda la situación fronteriza y nos dijeron que normalmente pueden procesar 40 o 50 personas por día y que sólo cuando ven varios días seguidos de 100 personas o más es cuando se ven apretados.

En mi opinión, lo que estamos viendo es una decisión política de procesarlos lo más lentamente que puedan y cerrar la puerta, lo que viola las propias reglas y leyes estadounidenses.

¿Cuál podría ser la intención del gobierno federal al hacer esto?

Crear una crisis falsa de la caravana, quieren hacer ver que hay hordas de solicitantes de asilo y, entretanto, que Estados  Unidos sufre por supuestos defectos en la ley, como dice al propio presidente.

No hay ningún defecto en la ley, estamos hablando de personas que escapan violencia y persecución y que buscan un proceso que fue establecido primero por Estados Unidos, que fue líder en esto, después de la Segunda Guerra Mundial.

Estados Unidos fue el primer país en establecer un sistema para refugiados luego de la verguenza que se sufrió al rechazar a cientos, miles de judíos que huían del nazismo. En 1980 esto se convirtió en ley, el Acta de Refugiados.

Este gobierno dice que hay una invasión de gente busca minar las leyes del país, el mismo vice presidente lo dijo ayer al visitar la frontera.

Ellos son los que buscan minar el sistema de refugiados que ha funcionado por décadas. No hay ninguna invasión, si hay una crisis de refugiados, pero la cantidad de solicitantes de asilo se está dando en el contexto de números muy bajos de cruces por la frontera.  Hasta ahora el gobierno se ha negado a darnos las cifras exactas de cuantos de los que cruzan y llaman “inadmisibles” son realmente solicitantes de asilo, están escondiendo ese número.

Hay que darse cuenta que estamos viviendo una crisis en el triángulo norte de Centroamérica y que en cualquier otra parte del mundo llaman a estas personas “refugiados”, solo aquí no lo hacemos. Aquí decimos que son solicitantes de asilo y que realmente vienen por cuestiones económicas, que buscan amnistía.  Pero está claro que estamos frente a una crisis de refugiados.