Jerry Brown critica la guerra comercial con China y, de paso, a Trump

El gobernador de California pide que EEUU y China dejen una guerra comercial "estúpida"
Jerry Brown critica la guerra comercial con China y, de paso, a Trump
"En California no estamos limitados por la política de Washington", afirma Brown.
Foto: J. Emilio Flores / La Opinión / ImpreMedia

“La globalización está aquí. No nos vamos a deshacer de eso. Y una guerra comercial es estúpida”, dijo el gobernador de California, Jerry Brown, el jueves, instando a una mayor cooperación con China para resolver una disputa comercial y atacando de paso al presidente Donald Trump.

Hablando el jueves en la cumbre de negocios anual California-China en Beverly Hills, Brown dijo que, como las dos economías más grandes del mundo, Estados Unidos y China están inextricablemente vinculados a través de los negocios, el clima y los problemas de seguridad, con lo que necesitan superar el conflicto y trabajar juntos en una economía global en constante cambio.

“Ninguna tarifa, ninguna disputa comercial, pequeña o grande, nos detendrá. Si algo no funciona, descubramos cómo hacer que lo haga”, dijo el que gobernador, que habló mientras funcionarios chinos y estadounidenses se reúnen en Beijing en un intento por resolver una disputa que ha llevado a los países lo más cerca que han estado de una guerra comercial.

La administración Trump ha amenazado con imponer nuevos aranceles sobre aproximadamente $150 mil millones de dólares en bienes chinos, lo que ha llevado a China a anunciar sus propias tarifas para los productos estadounidenses.

En un momento dado, Brown aseguró a los líderes empresariales que “esto también pasará”, en clara referencia a Trump. “No voy a decir a qué me refiero”, dijo Brown, provocando la risa del auditorio, antes de afirmar que los dos países tienen un gran potencial como futuros socios comerciales, pero “todo lo que necesitas es un gran líder”.

La conferencia anual tiene como objetivo promover lazos más fuertes entre los funcionarios comerciales chinos y los líderes de la industria en California. El cónsul general de China en Los Ángeles, Zhang Ping, dijo que el comercio entre California y China alcanzó los $175 mil millones de dólares el año pasado, un aumento de casi el 20 % desde 2013 y advirtió que una guerra comercial amarga perjudicaría a ambos condados, al tiempo que perturbaría la cadena de suministro internacional: “la guerra comercial inflige trastornos mutuos; para evitarlo, la única forma es buscar soluciones beneficiosas para todos a través de la negociación… en lugar de la confrontación”.

Brown, un frecuente crítico de Trump, argumentó que mantener fuertes lazos con China sería beneficioso para la economía masiva de California, una de las más grandes del mundo: “en California, no estamos limitados por la política de Washington. Tenemos nuestra propia política”. En otras palabras: la enemistad entre China y EEUU no debería suponer una enemistad entre el gigante asiático y California.