Árbol genealógico de sitio web, clave en la resolución de crimen cometido en 1987

31 años después, el autor de la muerte y violación de una joven ha sido detenido y encarcelado

Árbol genealógico de sitio web, clave en la resolución de crimen cometido en 1987
La última vez que alguien vio a los jóvenes fue en noviembre de 1987, en Bremerton, Washington. Ellos viajaban en esta furgoneta Ford Club Wagon.
Foto: Departamento del Sheriff del Condado de Snohomish

En 1987, el viaje de dos jóvenes llegó a un escalofriante final. Los cadáveres de Jay CookTanya Van Cuylenborg fueron encontrados cerca de un río en el estado de Washington. Van Culyenborg, además, había sido violada antes de ser asesinada

Aparte de las víctimas, los investigadores solo encontraron una cobija azul con la que fue envuelto Cook y el ADN del asesino, con el que no podían hacer nada si no se encontraba en algún banco de sospechosos.

Pero Jim Scharf, quien estudió el caso durante los últimos 13 años, aportó luz sobre los asesinatos de los jóvenes. Recurrió al sitio GEDMatch, el cual construye  árboles genealógicos en internet. Con los datos genéticos aportados por los usuarios, la empresa va reconstruyendo los antepasados de familias. Allí recurrió Scharf con los datos del ADN del violador y asesino.

Jay Cook (20) y Tanya Van Cuylenborg (18).

El resultado: William Earl Talbott II, de 55 años. No tenía antecedentes, y jamás había estado en la lista de 300 presuntos sospechosos que habían aportado testigos en relación con el caso.

GEDMatch permite comparar el ADN entre dos personas y dar como resultado el grado de su relación genética. Fue así cómo cayó Talbott. Dos primos que alguna vez aportaron su perfil genético condujeron hasta el asesino.

El mismo sitio de referencia fue utilizado por las autoridades de California para dar con Joseph James DeAngelo, uno de los asesinos seriales más buscados de la historia, conocido como el Golden State Killer.

La genealogista CeCe Moore, informó The Washngton Post, utilizó el genotipo del asesino para compararlo con su base de datos. Llegó hasta “primos de segundo grado” y comenzó a trazar su árbol genealógico. Llegó a sus bisabuelos y comenzó a “bajar” nuevamente por otras ramas. “Genealogía invertida”, explicó Moore.

Logró llegar a un matrimonio que contenía ambos ADN. La pareja tenía solo un hijo: William Earl Talbott II.

El nombre, en poder de la policía, sirvió para comenzar una recolección de más pruebas para ver si en efecto había coincidencia entre el ADN en la escena del crimen y el del sospechoso. Los investigadores lo comenzaron a perseguir, esperando una oportunidad de conseguir una muestra de su ADN. Cuando Talbott arrojó un vaso de café en la calle, las autoridades lo recogieron y lo sometieron a una prueba de laboratorio. Los datos genéticos coincidieron.

Talbott fue arrestado afuera de su lugar de empleo la semana pasada. Trabajaba de camionero.


NOTAS RELACIONADAS