Personas con discapacidades se quejan por banquetas sin reparar

Madres dicen que aceras en la estado les dificultan sacar a sus hijos en sillas de ruedas
Personas con discapacidades se quejan por banquetas sin reparar
05/23/18/LOS ANGELES/ Guadalupe Ortiz with her disabled wheelchair bound son, Cristobal Fernandez, 27, joined South Central resident during a press conference to demand that the cracked and uneven sidewalks, pothole-riddled streets and backed up drainage systems that the city made a commitment to fix nearly 6 months ago get the repairs and maintenance they desperately need. (Aurelia Ventura/ La Opinion)
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinion

Tras múltiples quejas, la oficina de su concejal llamó a la señora Guadalupe Ortiz para decirle que la acera frente a su casa en el sur de Los Ángeles estaba “clasificada como una alta prioridad” para ser reparada.

Sin embargo, ha pasado un año desde ese contacto inicial y hasta el momento no se ha hecho nada.

Ortiz tiene un hijo con necesidades especiales quien usa una silla de ruedas. Ella dijo que salir a la calle es un problema porque los baches están directamente frente a su puerta y un árbol continúa destruyendo la acera y la tubería de su casa.

“El concreto esta muy levantado y [la silla] se atora. El autobús [escolar] no se puede parar aquí porque las puertas se atoran si las abren y me tengo que ir mas lejos para que lo recojan”, se quejó Ortiz recientemente.

Ella, junto a un grupo de residentes frustrados, exigieron la semana pasada al alcalde Eric Garcetti y al Ayuntamiento que repare sus calles y banquetas desniveladas y rotas que causan tantos problemas.

“En noviembre dijeron que iban a comenzar a trabajar en enero, pero nada ha pasado”, dijo Ortiz, asegurando que el árbol que esta frente a su casa no solamente ha dañado la acera, pero también la tubería de su casa al menos tres veces.

“Yo no puedo tener un barandal nuevo porque el árbol lo desnivela, no puedo plantar un árbol en mi propiedad porque el árbol de la banqueta ya ha ocupado todo el espacio”, dijo Ortiz, propietaria de su casa desde hace 17 años. “Siento que no tengo derechos sobre mi propia casa”.

Una vecina del lugar, Rosa Romero, enfrenta el mismo problema con la silla de ruedas de su hija Yahayra Martínez.

Rosa Romero enfrenta el mismo problema con las banquetas en mal estado y la silla de ruedas de su hija Yahayra Martinez. (Aurelia Ventura/ La Opinion)

“La banqueta esta levantada y tengo que estar jalando la silla de ruedas”, dijo Romero. “Hasta se han caído personas enfrente y me han dicho que me van a demandar pero ese no es mi árbol, es de la ciudad”.

Agregó que habló con una persona quien le dijo que llamara a la ciudad o al 311 para pedir el arreglo.

Estuardo Mazariegos, organizador con la Alianza de Californianos para el Empoderamiento de la Comunidad (ACCE), dijo que en múltiples ocasiones se le ha llamado a la ciudad, al concejal Marqueece Harris-Dawson (quien representa el Distrito 8 que cubre esta zona), al 311 y nadie los ha escuchado.

“En noviembre tuvimos una conferencia de prensa y llegaron unos ingenieros que dijeron que iban a revisar, pero nunca regresaron”, expresó Mazariegos.

El grupo aseguró que la ciudad había prometido 5,000 empleos locales que ayudarían en el arreglo de banquetas y calles, así como para podar los árboles, pero hasta ahora no han visto resultados.

Guadalupe Ortiz con su hijo, Cristobal Fernandez, y activistas que piden se reparen las calles y banquetas del sur de la ciudad. (Aurelia Ventura/ La Opinion)

Los residentes aseguraron que todos los desplantes de los políticos serán recordados en las próximas elecciones.

“Todos los funcionarios electos nos prometieron que si votábamos por ustedes, que ustedes nos cuidarían. Nos prometieron que si salíamos a las urnas las cosas iban a trabajar a nuestro favor”, dijo Clarece Brown, organizadora de ACCE y residente del área. “En cambio tenemos madres que no pueden ni siquiera salir de sus casas porque las banquetas no les permiten pasar las sillas de ruedas”.

Deben llamar al 311

Mary Nemick, portavoz de la oficina de ingeniería de la ciudad de Los Ángeles, dijo que todos los residentes que tienen problemas con sus aceras deben llamar al 311 o visitar su website y llenar una solicitud de reparación mediante el programa de reembolso.

“Este es el programa donde los propietarios pueden arreglar la acera y recibir una parte del costo que se les reembolsa”, dijo Nemick.

Ella sugirió que los propietarios soliciten el programa puesto que podría terminar pronto. “Siempre fue pensado para ser un programa de corto plazo. Deberíamos saber a principios de junio más sobre esta [finalización]”, dijo Nemick.

Visite esta página para ver cuanto podría obtener de reembolso por el arreglo de su propiedad: