Todo lo que debes saber sobre los Connected Cars

La conectividad cada vez se desarrolla más y seguramente no nos hemos dado cuenta aún
Todo lo que debes saber sobre los Connected Cars
Imagen ilustrativa
Foto: Shutterstock

El concepto de un Connected Car o auto conectado, a muchos les suena como una visión extraña del futuro que nos ha alcanzado, algo de lujo que no imaginan en su vida y que, sin embargo, cada vez está más en nuestras manos.

La simplicidad del término nos lleva a definirlo como un auto con conexión a la red, sin embargo, es mucho más allá de eso.

Si lo pensamos bien, el concepto ha sido nuestro desde que los autos están dotados de sistemas gps y sistemas de emergencia que tienen más de dos décadas instalados en vehículos como los Cadillac DeVille de 1996.

La idea original era que los autos que sufrieran un accidente o bien quedaran varados en algún sitio lejano, se pudieran comunicar con servicios y así ser rescatados y desde entonces, la situación ha ido creciendo.

Desde la conectividad por medio de teléfonos celulares, las pantallas de infoentretenimiento que brindan la posibilidad de navegación en mapas, ha sido la constante desde los principios del siglo.

En los últimos 10 años, el concepto se ha vuelto un poco más terrenal y se ha vuelto parte de la cotidianidad y prácticamente no nos hemos dado cuenta, por la manera en que cada parte de ésta se ha infiltrado en los vehículos que conducimos.

Desde censores de punto ciego, frenos de emergencia para prevenir impactos, alertas de cambio de carril y varias cosas más que hoy incluyen los autos más seguros, hasta el simple Bluetooth por medio del cual se conecta el teléfono al sistema de audio, casi todos los autos que circulan en las calles están en mayor o menor medida conectados.

Hace solo unos años parecía imposible pensar que la gente elegiría el auto que conduciría según el teléfono móvil que usan, es decir, si este está equipado con Apple Carplay o con Android Auto, hoy esto está contemplado y se ha convertido en parte de la industria.

Estudios aseguran que cerca del 70 por ciento de los estadounidenses aún son renuentes a los autos que cuentan con tantos aditamentos de seguridad y conectividad, pero es un hecho que poco a poco hemos visto como la fabricación se dirige hacia la autonomía total.

Autos como los Tesla 2018 vienen equipados con sistemas de autonomía de “nivel 2”, lo que significa que el auto técnicamente se podría conducir solo gracias a sus sensores, sin embargo, el conductor puede tomar en cualquier momento el control o bien, nunca dejarlo.

Autos de lujo como los Cadillac, Audi, Mercedes o Lexus ofrecen tecnologías de lujo que seguramente poco a poco irán instalándose en otros de costos menores, como ocurre ya con los sistemas de estacionado seguro, control de velocidad crucero, alertas de colisiones o sistemas de autofreno que ya vemos casi en toda la gama Ford.

La conectividad sin embrago exige mucho más y seguramente en un tiempo corto estaremos viendo como las pantallas de infoentretenimiento muestran promociones o descuentos de algún almacén o restaurante por el que el mismo auto detecte que se pasa cerca y miles de opciones más que harán de conducir y viajar una experiencia mucho más compleja, pero divertida a los que crecimos en la época de los autos con solo un reproductor AM.