Activistas de “Caminata por la Dignidad” llaman “criminal” a Trump y exigen cese a deportaciones

Los activistas rechazaron las explicaciones de ICE de que "solo hacen cumplir las leyes"
Activistas de “Caminata por la Dignidad” llaman “criminal” a Trump y exigen cese a deportaciones
Activistas culminan frente a la Casa Blanca recorrido de 800 millas desde Illinois.
Foto: María Peña / La Opinión / ImpreMedia

WASHINGTON— Cargando un ataúd con las imágenes de dos jóvenes inmigrantes que murieron recientemente en la frontera, activistas cívicos y religiosos llamaron “criminal” al presidente Donald Trump por su política migratoria, al culminar este martes su “Caminata por la Dignidad”, de 800 millas desde Illinois, para exigir el cese de las deportaciones.

Los activistas, liderados por el reverendo José S. Landaverde, iniciaron la caminata en Aurora (Illinois) el pasado 28 de abril, con el objetivo de exigir “dignidad, respecto y protección” para los once millones de inmigrantes indocumentados en EEUU, incluyendo a los amparados al TPS y DACA, un fin a la “militarización” de la frontera sur, y un cese a las deportaciones.

Según Landaverde, Trump es un “criminal” por el efecto que está teniendo su política en la comunidad inmigrante, particularmente la separación de familias y deportaciones, aun cuando muchos tienen casos de asilo.

“Un agente que asesina a una persona no está cumpliendo ninguna ley. Está violando las leyes y la Constitución, ese tiene que ser penalizado. El presidente es responsable, y el jefe de Inmigración, de la muerte de muchos de nuestros hermanos”, dijo a este diario Landaverde.

Loading the player...

A pocos pies de distancia, Haydee Torres, activista en Virginia del movimiento “Cosecha”, ayudaba a cargar un ataúd de cartón con imágenes de la guatemalteca Claudia Patricia González y la hondureña Roxana Hernández, como símbolo de lo que calificó como la “represión” de las autoridades de Inmigración.

“Queremos justicia para Claudia y Roxana, que fueron víctimas de una política inhumana. Queremos justicia para todos los inmigrantes; la Administración tiene que responder por estas muertes“, dijo Torres.

González, de 20 años, había emigrado de una comunidad indígena en San Juan Ostuncalco, pero falleció a manos de la Patrulla Fronteriza mientras intentaba cruzar ilegalmente la frontera hacia Texas, y su caso generó titulares internacionales.

Hernández, una inmigrante transgénero de 33 años, estuvo en la caravana de migrantes que se presentó en la frontera sur de California el mes pasado para pedir asilo, y falleció en un hospital de Nuevo México poco después de haber sido trasladada a un centro de detención bajo contrato con ICE en ese estado.

Numerosos grupos cívicos han pedido que se abra una investigación de ambos casos.

La salvadoreña María Chávez, proveniente de Chicago, lleva 27 años en EEUU y obtuvo la ciudadanía hace 16 años, pero se sumó a la caminata porque su primo fue recientemente deportado, dejando atrás a un niño nacido en EEUU.

“Como ciudadana americana estoy apoyando que no se separan más las familias, que no se separan los hijos de padres porque es difícil cuando separan a los niños de sus papás“, explicó Chávez.

Mientras los activistas realizaban la protesta en el Parque Lafayette, frente a la Casa Blanca, Landaverde recibió noticia de que agentes de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) acababan de arrestar a trabajadores en sendas redadas en Ohio e Illinois.

Trump dijo en Twitter erróneamente que la separación de familias en la frontera “es culpa de mala legislación aprobada por los demócratas”, pero que su gobierno al menos ha comenzado la construcción de su  prometido muro fronterizo. Trump omitió que ni él ni sus aliados republicanos han logrado un voto para regularizar a los “Dreamers” como prometieron.

Horas antes, el director interino de ICE, Tom Homan, dijo durante un evento conservador que ICE “no está separando familias” en la frontera sur y que, en todo caso, los agentes sólo están haciendo cumplir las leyes migratorias y no merecen los ataques de grupos de la comunidad inmigrante.

Los activistas, entre estos miembros del movimiento “santuario” y del grupo “Cosecha”, tienen previsto visitar entre hoy y mañana oficinas del Congreso para exigir la aprobación de leyes que protejan tanto a los “tepesianos” como a los “Dreamers”.

 “¿Quién invadió a quién?”

La protesta frente a la Casa Blanca adquirió ambiente de fiesta con la participación de la banda “Mariachi Oriental”, del colindante estado de Maryland, que tocó varias canciones como gesto de “buena voluntad” hacia el pueblo estadounidense.

El mexicano Alfonso Martínez Gómez compuso una canción para destacar que los inmigrantes “no somos invasores, somos gente trabajadora”. Foto: María Peña/Impremedia

También participó el mexicano Alfonso Martínez Gómez, quien compuso la canción “¿Quién invadió a quién?” para destacar las contribuciones de los inmigrantes y el hecho de que “América es un solo continente”.

Loading the player...

“En cualquier parte, la gente siempre busca su bienestar, y la mayoría venimos a trabajar, a mejorar este país. El señor Homan puede decir lo que quiera, y sus agentes no hicieron las leyes pero se están llevando a mucha gente inocente… tengo muchos amigos deportados, y lo que están haciendo no es justo”, afirmó Martínez Gómez, de 62 años y oriundo de Cuernavaca, en el estado mexicano de Morelos.

Martínez Gómez dijo que se sumó a la caminata casi al final del recorrido de 35 días por cuestión de trabajo y porque quiso ayudar a Landaverde y, aunque no estudió formalmente música, compuso la canción “para que la gente entienda que no somos ´invasores´ como nos llama la Administración”.

El músico y activista llegó por primera vez a EEUU en 1981, pero por problemas de alcoholismo regresó brevemente a rehabilitarse a México y perdió la oportunidad de legalizarse con la amnistía de 1986.

Preferí salvar mi vida que tener papeles. Ahora, para mi esta lucha es muy importante, no solo por mi sino por el resto de los indocumentados, porque somos gente trabajadora. Si me van a echar, pues ni modo, pero no tengo récord criminal”, puntualizó.