F1: Renault feliz por el fin de sus acuerdos con Red Bull

Los "caprichos" de Red Bull para desarrollar su aerodinámica muchas veces obstaculizó el trabajo de los franceses
F1: Renault feliz por el fin de sus acuerdos con Red Bull
Red Bull ahora trabajará con Honda
Foto: Charles Coates/Getty Images

El fin de la relación entre el equipo de Fórmula Uno, Red Bull y el fabricante de motores, Renault, llegará a su fin al final de la temporada y esto pone realmente felices a los representantes de la marca francesa.

Según el jefe de Renault Sport F1, Cyril Abiteboul, el trabajo con Red Bull llegó a comprometer el desarrollo y diseño del motor, pues debían seguir ciertos “caprichos” del equipo austriaco.

Si bien desde hace dos temporadas por cuestiones de patrocinio, la marca Renault fue sustituida por Tag Heuer, es la marca del rombo plateado la que provee las fuentes de poder.

Los “caprichos” de Red Bull tenían que ver con los ajustes y adaptaciones que se le debían hacer a los motores en pro del diseño aerodinámico del equipo del Toro Rojo.

Además de realizar pruebas de motor extraordinarias, pues el equipo usa un combustible distinto al equipo de casa, Renault F1 y el otro cliente de la firma, McLaren.

A partir de 2019, Red Bull trabajará con Honda como proveedor de motores, mientras que Renault no piensa sustituir al equipo por algún otro, pues prefiere trabajar solo con dos equipos.

“Red Bull era un equipo bastante grande y exigente, con grandes expectativas. A veces requiere un esfuerzo adicional para nuestros chicos, ya que sus pedidos y los nuestros chocaban, especialmente respecto a la integración del motor en el chasis. A menudo nos llevó un poco de tiempo y energía llevar a cabo sus peticiones, que a veces eran un poco excéntricas”, explicó Abiteboul, “ahora nos permitirá centrarnos más. Esto es esencialmente lo que cambiará”.

La postura de Renault a partir de ahora será la de desarrollar el motor pensando en su monoplaza, con un “diálogo abierto” con McLaren, así como reintegrar su personal que había estado haciendo el seguimiento en Red Bull.

“Creo que el peor momento fue en 2014, cuando tuvimos problemas de refrigeración. Solíamos discutir por la posición de los escapes, porque veías el Red Bull y el Renault, y la aerodinámica era diferente. El Red Bull es mucho mejor, es obvio. Ha sido un gran desafío desde el plano del motor”.