EE UU crea 213,000 trabajos nuevos en junio y el desempleo sube al 4%

Los salarios apenas se mueven al alza pese a la fortaleza laboral

La construcción ha ganado 282,000 empleos en lo que va de año./Mariela Lombard
La construcción ha ganado 282,000 empleos en lo que va de año./Mariela Lombard
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

La economía de EE UU sigue creando empleos a buen ritmo. El mes pasado se añadieron 213,000 más, sobre todo en los sectores profesionales, servicios de negocios,  manufacturas y salud.

Además, al revisarse las cifras de meses anteriores se han añadido 37,000 empleos más de los ya contabilizados. En total, como media trimestral se han creado unos 211,000 trabajos nuevos cada 30 días.

No obstante, en junio la tasa de desempleo aumentó 0.2 puntos porcentuales para llegar al 4%. En el caso de los latinos es de 4.6%, frente al 4.9% del mes anterior.

Y eso es una buena noticia porque el motivo de que aumente en general esta tasa de desempleo es que más personas se están incorporando al mercado de trabajo y bien tienen ya empleo o lo están buscando activamente.

Estas personas es lo que los economistas denominan “población activa” y lleva años en mínimos incluso cuando se ha estado creando empleo fuertemente. En la lectura de junio esta ha repuntado al 62.9% aunque de momento no ha dado señales de estabilizar su crecimiento de una forma constante.

De acuerdo con las cifras oficiales de la Oficina de Estadísticas Laborales, BLS, el número de personas desempleadas (es decir que no tienen trabajo y lo buscan activamente) aumentó en casi medio millón de personas hasta llegar a 6.6 millones.  El año pasado eran 7 millones y el desempleo era del 4.3%

Es de esperar que la tasa de desempleo fluctúe al alza en la medida que quienes están al margen del mercado laboral encuentren incentivos para buscar empleo en un momento en el que la economía aún no parece estar notando los efectos de la incipiente guerra comercial que la Casa Blanca ha abierto con sus mayores socios en este aspecto y que puede ampliarse en los próximos meses.

¿En el lado de las noticias que no son tan buenas? El cheque.

La media salarial creció apenas un 0.2% después de crecer un 0.3% en mayo. Una vez que se descuentan los efectos de la inflación o subida de precios (que cada vez es más evidente en combustibles y energía) el poder adquisitivo ganado tras años de mejora laboral es de apenas décimas.

El hecho de que la tasa de desempleo suba mientras los salarios no terminaron de recuperarse con las fuertes bajadas anteriores no hace prever que la recuperación llegue a los bolsillos de los trabajadores en los próximos meses. Además, hace más de seis meses que se redujeron los impuestos a las empresas y hay pocas evidencias en las cifras oficiales de que esto se haya trasladado a los trabajadores. El estancamiento salarial podría durar.

Mientras las fábricas, las oficinas de servicios profesionales, la minería, la salud y la construcción siguen sumando puestos de trabajo a sus filas, en el comercio se perdieron 22,000 empleos y apenas hubo movimiento en los sectores de información, actividades financieras, restaurantes y hoteles además del sector público (gobiernos).