Vendió sus pertenencias para poder pagar su funeral tras ser diagnosticada en “fase terminal” pero todo fue un error

En 2015, a Julie Shann le cambió la vida cuando un médico le dio esta triste noticia, lo que le llevó a tomar una decisión, sin imaginarse de la negligencia médica de la que era víctima

Vendió sus pertenencias para poder pagar su funeral tras ser diagnosticada en “fase terminal” pero todo fue un error
Julie quiere explicaciones del por qué le hicieron un mal diagnostico.
Foto: MEN Media

¿Eres precavido sobre tu futuro? ¿Además de los clásicos ahorros para el retiro, tienes algún plan que cubra tu funeral?

Aunque no lo creas, un funeral puede ser más costoso de lo que crees y la mayoría de nosotros no estamos realmente preparados para la llegada de ese día y por ende, no pensamos en cómo será nuestro velorio y sobre todo, la deuda que esto puede generarle a nuestro familiares.

Eso fue lo que le ocurrió a una mujer inglesa llamada Julie Shann, de 55 años, a quienes los doctores le indicaron en 2015 que sufría cáncer de pulmón, y que la enfermedad había avanzado tanto que se encontraba, tristemente, en fase terminal.

Luego de enterarse de esta triste noticia, Julie decidió iniciar con los preparativos de su muerte, por lo que vendió prácticamente todas sus pertenencias y reliquias familiares de gran valor para así poder costear los gastos que implicaría su funeral y evitar que su familia adquiriera una gran deuda por esto.

Pero al mes, Shann notó que se sentía mejor que nunca y que las cosas horribles que le dijeron los médicos que le sucederían no estaban pasando, así que optó por buscar una segunda opinión y acudió con expertos del hospital Hull Royal Infirmary, quienes le notificaron que le habían hecho un mal diagnóstico, pues no padecía cáncer de pulmón, y mucho menos que se encontraba en fase terminal.

“Durante un mes, me hicieron pensar que me estaba muriendo y que tenía que planificar mi propio funeral, fue absolutamente desgarrador”, comentó Shann al diario The Daily Mail, quien tres años después sigue sin saber qué fue lo que hizo que el primer doctor cometiera semejante error.

De hecho, la mujer fue a buscar a médico para preguntarle y reclamarle sobre su mal diagnóstico pero este se negó a hablar con ella e incluso, pidió a los policías que la sacaran del hospital.

“Merezco respuestas por lo que me hizo pasar”, señaló Julie, quien tristemente no pudo recuperar los preciados objetos familiares que vendió.