Un perro que estuvo encerrado por 11 años es rescatado y no podrás creer el cambio

Si quieres un perrito, piensa en adoptar más que en comprar a criadores
Un perro que estuvo encerrado por 11 años es rescatado y no podrás creer el cambio
Esta perrita llamada Pixie fue rescatada después de estar 11 años encerrada
Foto: National Mill Dog Rescue

Durante los últimos 11 años, el único mundo que Pixie conocía era el interior de una pequeña jaula de alambre.

Año tras año, dio a luz y crió innumerables camadas de cachorros, de los que era separada para ser vendidos. Mientras sus pequeños iban a hogares para ser amados y apreciados, ella permaneció encerrada.

Pero el fin de semana pasado, todo cambió. El National Mill Dog Rescue (NMDR) se llevó a Pixie y otros 53 perros que habían estado languideciendo en fábricas de cachorros en todo el Medio Oeste.

La pequeña Pixie apenas podía ver a través del cabello totalmente enredado que le cubría los ojos. Era la primera vez que la perrita veía el mundo exterior.

“Su cabello estaba tan enmarañado que básicamente se sentía como una armadura”, dijo Theresa Strader, directora ejecutiva de NMDR, a The Dodo.

Una vez que llegaron al centro de rescate, la primera orden del día fue hacerle un corte de pelo a Pixie. El equipo de aseo se puso a trabajar. La tarea no era fácil, ya que después de años sin cortarse el pelo había formado una capa gruesa que cubría todo su cuerpo.

Pixie se sentó tan cómodamente como pudo mientras cortaban suavemente el pelaje. Afortunadamente, su piel no estaba infectada o plagada de lesiones, lo que a veces ocurre con los perros que maltratan así.

Estaba claro que la pequeña Pixie no tenía nada más que amor que dar, pero después de verse privada de la interacción humana durante tanto tiempo, no sabía exactamente cómo reaccionar cuando los cuidadores comenzaron a levantarla para abrazarla.

“Ese es el resultado de cuando los perros viven conectados durante toda su vida”, dijo Strader. “Rara vez la han recogido, por lo que no está segura de qué hacer cuando sus pies no están en el suelo”. Lo vemos con bastante frecuencia. A veces la gente se ríe porque puede verse linda, pero en realidad es realmente triste “.

Pixie se está acostumbrando rápidamente a ser amada por las personas, y ahora se sienta y se acurruca con cualquiera que la abrace. Se ha vuelto tan feliz en solo una semana que es emocionante ver el cambio.

Así luce Pixie después de un cambio de imagen y mucho cariño de los voluntarios del refugio de animales.