Niña de 3 años, superviviente de cáncer, sirve como niña de las flores en la boda de su donante de médula ósea

Las dos familias quieren seguir manteniendo el contacto

Niña de 3 años, superviviente de cáncer, sirve como niña de las flores en la boda de su donante de médula ósea
Esta niña de tres años superó un cáncer gracias a un donante de médula ósea.
Foto: Mark Broadway Photography

El cáncer sigue siendo una de las enfermedades más devastadoras, que no entiende de edad, género, ni otros aspectos.

Cuánto más joven se es, el cáncer puede ser más agresivo puesto que ataca con mayor virulencia a las células más jóvenes y sanas, por eso una pronta actuación es necesaria.

Y en ocasiones, lo imprescindible pasa por una donación de órganos, como sucedió ene este caso.

Skye Savren-McCormick fue diagnosticada con leucemia mielomonocítica juvenil justo antes de su primer cumpleaños en marzo de 2016, según informa la afiliada de CBS, WHIO-TV.

Cuando Hayden Hatfield Ryals recibió una llamada que le indicaba que una niña con cáncer era compatible con su médula ósea, Ryals sabía que tenía que salvarla. Ahora, años más tarde, la niña agradeció a su donante de manera especial al servir como su niña de las flores en su matrimonio.

Ryals se inscribió para ser donante mientras asistía a la universidad en 2015. Un año después, en 2016, recibió una llamada de un coordinador de “Be the Match”, que le comunicó la noticia. La coordinadora le dijo a Ryals, de 26 años, que era compatible como donante para una niña diagnosticada con leucemia, cuyo nombre más tarde supo que era Skye Savren-McCormick.

La donación de Ryals ayudó a Savren-McCormick a encontrar el camino hacia la recuperación, pero enfrentó muchas complicaciones y finalmente recibió un segundo trasplante de un donante adicional en 2017.

Mientras Savren-McCormick luchaba contra la leucemia, Ryals a menudo pensaba en la niña  al que le había donado, según informa WHIO-TV. Be The Match requiere que los donantes y los pacientes esperen un año antes de contactarse entre sí, y cuando finalizó el año, Ryals se acercó a la madre de Savren-McCormick y le pidió algo inusual.

Meses después de aquel trasplante, los padres de Skye recibieron una carta de Hayden preguntando si Skye sería la florista en su boda, que tendría lugar el 9 de junio.

Después de que los doctores de Skye le dieron el alta y todas las revisiones fueron óptimas, y su salud estaba bien, ella y sus padres viajaron a Alabama.

Así celebraron el matrimonio y también la vida y superación del cáncer.