El curioso (y liberador) premio del nuevo reality show para jóvenes de Estados Unidos

El ganador de "Paid Off", estrenado el 10 de julio en TruTV, consigue el dinero para pagar su deuda universitaria

"Paid Off" se estrenó el pasado 10 de julio.
"Paid Off" se estrenó el pasado 10 de julio.
Foto: John Nowak/truTV

Solo después de aparecer en un anuncio en ropa interior, el actor y comediante Michael Torpey pudo pagar la deuda que su esposa tenía por su educación universitaria.

De esa experiencia, Torpey recuerda que él y su esposa escribieron el cheque, “lo pusimos en un sobre y mi esposa empezó a llorar”.

Ahora, años después, el actor estadounidense reconocido por aparecer en el show de Netflix “Orange is the New Black”, creó un reality show con el que -según dijo- busca crear conciencia sobre las altas deudas que tienen los estudiantes universitarios en Estados Unidos.

Según Student Debt Crisis, una organización sin ánimo de lucro, alrededor de 45 millones de estadounidenses tienen préstamos estudiantiles, que adeudan un total de 1.3 billones de dólares.

El reality se llama “Paid Off”, se estrenó el pasado 10 de julio en el canal TruTV en Estados Unidos y en él compiten tres concursantes, que deben responder preguntas para ver quién es el ganador del gran premio: el pago total de sus deuda universitarias.

¿Trivialización del problema?

“Esto es un show de preguntas y humor, una respuesta absurda a un problema absurdo”, dijo Michael Torpey, quien también hace de presentador en el reality show.

“Si creen que mi show es la cosa más tonta posible, también podemos decir que es demente pedirle a un adolescente de 18 años que saque $100,000 dólares para pagar su educación”, recalcó Torpey, en entrevista con Jane O’Brien, de la BBC.

La primera temporada del show cuenta con 15 episodios que ya fueron grabados, en los cuales se pagaron a los concursantes cerca de $500,000 dólares en deudas estudiantiles.

“Yo trabajo en televisión, tengo acceso a ella, quería algo que produjera un impacto mediático y creara conciencia, y un programa de concursos me hizo todo el sentido para darle dinero de inmediato a las personas que lo necesitan. Pon algo así en televisión y haz que la gente hable de esto”, dijo Torpey.

Deudas imposibles

Banda musical en el reality show Paid Off

Jeremy Freeman
Los productores buscaron formas de pagar las deudas directamente a los titulares, pero fue imposible por implicaciones logísticas y tributarias. Por eso, el dinero se les da a los ganadores mediante cheques.

La deuda promedio de un estudiante graduado en Estados Unidos es de $37,000 dólares, una cifra superior a la de países como Australia ($22,000 dólares), Canadá ($20,000 dólares) o Alemania ($2,400 dólares).

Claire Gear tiene 21 años, vive en Milwaukee, Wisconsin, y le contó a BBC que se graduará el próximo año con una deuda de más de $50,000.

“Los préstamos se pagarán al final, pero esto es un gasto paralizante. Los estudiantes no podemos invertir en fondos de jubilación, comprar una casa, formar una familia, comprar un automóvil o estudiar más”, afirmó.

Sin embargo, hay quienes dicen que hay alternativas para evitar adquirir deudas millonarias.

William Larkin, un joven de 27 años de Washington DC, afirma que hay otras maneras de estudiar sin tener que adquirir deudas tan altas:

“Se puede lograr ya sea prestando el servicio militar o trabajando para compañías que ayudarán a financiar su título”, dice.

Gracias a que trabajó mientras estudiaba, Larkin se graduó de la universidad con una deuda de $20,000, cerca de la mitad del promedio de las deudas de los jóvenes estudiantes estadounidenses.

En este momento ya los pagó y puede decir que es uno de los pocos jóvenes en Estados Unidos que, a cinco años de haberse graduado, ya no tiene deudas por su educación.