5 problemas comunes de salud de los hombres y cómo solucionarlos

No solo el Día del padre sino durante todo el año, un papá más saludable es más feliz
5 problemas comunes de salud de los hombres y cómo solucionarlos
Criar a un niño puede resultar agotador.
Foto: Shutterstock

Cuando pensamos en todos esos factores psicológicos y físicos tan estresantes de criar a un niño, nuestras simpatías a menudo se dirigen a la mamá. Pero muchos papás conocen muy de cerca el estrés de tener que hacer malabarismos para criar a sus hijos, trabajar y hacer sus actividades diarias.

“Los niños a menudo son una espada de doble filo: hacen que los hombres se esfuercen por obtener más ingresos para poder cuidarlos adecuadamente, pero [trabajar más] los mantiene alejados de su familia, lo que puede ser estresante”, dice Marianne Legato, M.D., directora de la Asociación para medicina específica de género de la Universidad de Columbia en la ciudad de New York.

Hacer tanto a la vez puede tener consecuencias para la salud, pero hay formas de mantenerse saludable a pesar de los desafíos.

Esto es lo que necesitas saber sobre las 5 quejas de salud comunes de los papás, y una solución rápida que puedes intentar.

“Estoy cansado todo el tiempo”

Tanto las mamás como los papás sufren de agotamiento. La investigación sugiere que los papás son tan propensos al agotamiento, el insomnio y la somnolencia como las mamás.

Síntomas: la somnolencia durante el día y la falta de concentración son indicadores clásicos, pero los hombres también pueden notar que su apetito aumenta o que ya no se sienten motivados para hacer ejercicio, dice Legato. Si, tienen conductas adictivas, como beber o fumar, es posible que estas también aparezcan.

Solución rápida: puedes mejorar la calidad de las horas que duermes si evitas el alcohol antes de acostarte, dice Legato. Si bien el alcohol puede ayudarte a conciliar el sueño, podría evitar que permanezcas dormido, señala. El sueño profundo es reparador y ayuda a consolidar la memoria y refrescar tu capacidad para pensar con claridad.

“No tengo tiempo para ejercitarme”

Los padres de niños pequeños se ejercitan menos que sus amigos sin hijos. “Los padres con hijos a su cargo claramente tienen mayor inactividad que los padres sin hijos”, concluyeron los autores de una revisión sobre el tema, publicada en la revista Preventive Medicine. Pero, los estudios sugieren también que los padres que trabajan para mantenerse físicamente activos no solo obtienen muchos beneficios del ejercicio como tal, sino que también sus hijos tienden a ser físicamente más activos.

Síntomas: una cintura prominente puede ser un signo de que no estás haciendo suficiente ejercicio, pero también puedes notar que ciertas actividades cotidianas, como levantarte de la mesa sin apoyarte, se vuelven más difíciles, dice Legato.

Solución rápida: trata de dedicar un tiempo específico todos los días para hacer ejercicio, dice Legato. Si en tu trabajo hay un gimnasio, ve a la misma hora todos los días o puedes colocar tu bicicleta estacionaria frente al televisor en tu sala de estar y úsala mientras ves las noticias de la noche. ¿Ves mucha televisión? Prueba nuestro maratón de entrenamiento. Para comenzar a ver los beneficios, necesitas de 15 a 20 minutos por día para aumentar tu ritmo cardíaco.

“Como demasiada comida chatarra”

Después de haber estado de junta en junta todo el día y de haber recogido a los niños de la práctica de la banda, es posible que te falte la fuerza de voluntad para resistirte a parar en una tienda de conveniencia camino a casa o comerte en la cena el pastel de cumpleaños que sobró. Pero, los años de malos hábitos alimenticios no dejan de cobrar su factura. Los padres por lo general tienen más peso que aquellos que no lo son, según un estudio del mes de abril. De hecho, un estudio más antiguo  encontró que por cada hijo que tiene un padre, el riesgo de sufrir obesidad aumenta en un 4%. Los investigadores también han demostrado que hay vínculos entre los hábitos alimenticios de un padre y los de sus hijos.

Síntomas: el colesterol alto, la somnolencia durante el día y el aumento de peso, que avanzan lenta e incesantemente con el pasar de los años, pueden ser señales de que no estás comiendo tan bien como deberías hacerlo, dice Legato.

Solución rápida: debes incluir entre tus prioridades comer 3 comidas saludables durante el día, sugiere John Santa, M.D., M.P.H., ex director del Centro de calificaciones de salud de Consumer Reports. Muchos hombres “se dicen a ellos mismos que están demasiado ocupados para desayunar y almorzar, y para cuando llegan a casa, están hambrientos y comen en exceso”, dice Santa, que ha atendido a muchos pacientes varones como médico de atención primaria en el sistema de Asuntos de veteranos (Veterans Affairs, VA). Una dieta saludable, con abundantes frutas y verduras coloridas y ligera en azúcares agregados, en grasas saturadas, sodio y carbohidratos simples, se relaciona con una serie de beneficios para la salud, incluido un menor riesgo de enfermedad cardíaca, diabetes tipo 2, obesidad y ciertos tipos de cáncer.

“Siempre estoy estresado”

El estrés puede causar todo tipo de problemas en el cuerpo, entre otros, tensión muscular, presión arterial alta, desequilibrios hormonales, acidez estomacal, problemas digestivos y reproductivos y susceptibilidad a enfermedades. Y de acuerdo con una revisión publicada el año pasado, el estrés en los papás, especialmente en los nuevos, a menudo va acompañado de ansiedad y depresión. Un poco de estrés es bueno, dice Legato, y puede ayudarte a dejar de postergar las cosas en el trabajo, por ejemplo. Pero cuando estas manifestaciones físicas comienzan a aparecer, es hora de tomar cartas en el asunto.

Síntomas: los cambios en el apetito, el peso o el sueño son signos de que puedes estar estresado, dice Legato, al igual que cuando aparecen sentimientos de tristeza o ansiedad.

Solución rápida: el ejercicio físico es por mucho la forma más importante de  eliminar el estrés, dice Legato, porque libera endorfinas para que te sientas bien, te hace más flexible y oxigena tus tejidos. Para eliminar el estrés, es mejor que hagas ejercicio de forma regular, moderada y consistente, en lugar de hacerlo de forma irregular.

“Me siento inusualmente deprimido”

Las mujeres son más propensas a padecer de depresión, pero la condición puede ser particularmente dolorosa para los hombres, especialmente para los papás ocupados, porque tienden a abordarlo de manera diferente. “A los hombres se les enseña a sobrellevar las cosas y a no quejarse”, dice Legato, “por lo que la depresión se interioriza y realmente puede destruir su salud”. La depresión reduce las defensas que protegen al cuerpo contra las enfermedades y promueve la liberación de hormonas del estrés que pueden hacerte más vulnerable a padecer resistencia a la insulina y aumento de peso.

Síntomas: los hombres que experimentan depresión pueden parecer enojados o agresivos en lugar de tristes, de acuerdo con los Institutos Nacionales de Salud. Es posible que experimenten síntomas físicos como dolores de cabeza, aceleramiento del ritmo cardíaco, problemas de digestión o cambios en los patrones de sueño y alimentación. Después de la llegada de un nuevo bebé, “algunos síntomas de depresión que experimentan los padres y madres son similares, como sentimientos profundos de abandono e impotencia”, señala una revisión reciente de la investigación. Sin embargo, otros síntomas, como el abuso de alcohol y sustancias, “pueden manifestarse con mayor frecuencia en los hombres”.

Solución rápida: lo primero es que admitas que estás deprimido, dice Legato, y luego haz una cita con un profesional de salud mental para que puedas considerar probar la terapia cognitiva conductual (TCC), una forma de terapia de conversación, que a menudo tiene cobertura del seguro.


Consumer Reports no tiene ninguna relación financiera con los anunciantes en este sitio. Consumer Reports es una organización independiente sin fines de lucro que trabaja junto a los consumidores para crear un mundo justo, seguro y saludable. CR no apoya productos o servicios y no acepta publicidad. Copyright © 2018, Consumer Reports, Inc.

Alrededor de la web