Después de implementar ley que amplía requisitos, se registraron casi 70,000 más armas en California

El aumento de 43% se dio en los últimos 11 meses
Después de implementar ley que amplía requisitos, se registraron casi 70,000 más armas en California
Las armas de fuego constituyen la segunda causa de muerte entre menores en EEUU, según CDC.
Foto: EFE

Tras la implementación de una ley estatal que expande la lista de los tipos de armas que deben ser registradas, la cantidad anotada en los archivos del estado se ha disparado por un 43% en los últimos 11 meses.

De acuerdo con Los Angeles Times, los californianos han registrado 68,848 más armas hasta la fecha, con el fin de cumplir con la ley que se promulgó después del tiroteo masivo en San Bernardino en 2015.

Dicha ley prohíbe la venta de rifles semiautomáticos con “botones de balas”, las cuales permiten el rápido reemplazo de las municiciones. De hecho, los tiradores utilizaron este tipo de armas cuando le quitaron la vida a 14 personas e hirieron a otras 24 en San Bernardino. También se utilizaron en un tiroteo en el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles en 2013, en el cual murió un agente de la Administración de Seguridad de Transporte (TSA, por sus siglas en inglés) y otras tres personas resultaron heridas.

California también requiere que todas las armas con “botones de balas” que se hayan comprado antes de que la ley entrara en vigor sean registradas con el Departamento de Justicia de California.  Incluso, a toda persona que sea sorprendida con un arma no registrada se le puede confiscar su propiedad y podría enfrentar hasta un año de cárcel.

El registro de armas de fuego, dijo Amanda Wilcox, funcionaria de la Campaña Brady para la Prevención de Violencia de Armas, ayuda a las autoridades a determinar cuándo las armas de asalto están en manos de personas que no pueden poseerlas porque han sido condenadas por un crimen o diagnosticadas con una enfermedad mental. La hija de Wilcox, señaló el antedicho diario, murió a causa de las armas.

California es uno de seis estados que han prohibido la venta de estas armas y que exigen su registro a quienes las hayan comprado anteriormente.


NOTAS RELACIONADAS