Vídeo: Cuando Luis Miguel hizo delirar a sus fans cantando a capela

El cantante ha reconquistado a su público

Luis Miguel.
Luis Miguel.
Foto: Getty Images

Los videos retro de Luis Miguel se siguen viralizando. Es que, tras el final de la primera temporada, los seguidores de Luis Miguel, la serie, la biopic autorizada por el propio artista y llevada a la pantalla por Netflix y Telemundo, se quedaron con ganas de más y YouTube es una gran herramienta de recuerdos. Uno de los que más llamó la atención en los últimos días es un material de archivo de la visita del mexicano al festival de Viña del Mar en 1990.

Al parecer, Micky no quiso perder la oportunidad de mostrar su nuevo trabajo ante sus “incondicionales” y, sin ayuda de sus músicos, se sumergió en la aventura de presentar varios temas de su último disco antes de que saliera a la venta. El álbum -el noveno de su carrera- llevó el nombre de 20 años (edad que tenía en ese momento) y fue lanzado el 18 de mayo de ese mismo año. Entre sus sencillos se encuentran: “Entrégate”, “Tengo todo excepto a ti”, “Amante del amor”, “Hoy el aire huele a ti”, “Más allá de todo” y “Será que no me amas”. Se trató de un éxito de ventas y del álbum de consolidación del artista. Más tarde llegaría Romance.

Antes de cantar, yo quiero que me escuchen una cosita, nomás”, dice con su innegablesex appeal. “Esta noche yo quisiera pedirles a todas las incondicionales… ¿Hay incondicionales aquí? ¿Cuántas incondicionales hay aquí? ¿Cuántos incondicionales? Son más mujeres que hombres, ¿verdad? Por qué es eso, ¿eh? Yo soy un incondicional”, continúa el gran showman.

Yo no sé si debo pero a lo mejor hasta cantaría sin música y todo… No mejor no, ah, mejor no. Esta es una cosa que más o menos dice…“, bromea antes de entonar la seguidilla de hits sin la ayuda de sus músicos. En este video tanto su caudal de voz como su magnetismo escénico dan pistas sobre porqué este artista conquistó y sigue conquistando – gracias a la biopic- a una sucesión de generaciones. También que, a veces, la realidad supera a la ficción…