“Humillante”: American Airlines echa a artista del avión y el piloto es acusado de burlas

La aerolínea aseguró que el violonchelo de la concertista era muy grande
“Humillante”: American Airlines echa a artista del avión y el piloto es acusado de burlas
Jingjing Hu fue retirada del avión de American Airlines.
Foto: Twitter, Jay TANG

La estudiante de música de la Universidad DePaul de Chicago, Jingjing Hu, asegura que fue “humillada” por la tripulación de un vuelo de American Airlines que la echó del avión en el que regresaría de Miami tras un festival musical.

Hu contó a NBC5 que el staff de la aerolínea estadounidense la retiró del avión porque su violonchelo con valor superior a los $30,000 dólares era muy grande para viajar en el asiento que ella pagó especialmente para trasladarlo.

“Cuando viajé de Chicago a Miami, no tuve ningún problema”, aseguró la concertista que además dijo que la empresa le había confirmado que tanto el vuelo de ida como el de regreso le garantizaban el traslado del instrumento.

El personal de American Airlines la retiró del avión bajo el argumento de que el violonchelo era muy grande para un avión Boeing  737 y que debía viajar en uno categoría 767.

De acuerdo con Daily Mail el instrumento cumplía con todos los requerimientos de la aerolínea para transportación y a Hu incluso le habían proporcionado un cinturón de seguridad especial.

Al ser retirada se registró un incidente con el piloto, quien acusó a la estudiante de golpearlo a propósito con el instrumento. El esposo de Hu por el contrario, denunció que el capitán del vuelo se burló de la joven haciendo con la mano la “V” en señal de victoria.

“Yo no creo que hayamos hecho algo mal, creo que la manera en que lo manejaron fue humillante”, explicó Jay Tang, quien hizo su denuncia a través de su cuenta de Facebook.

En su defensa, el staff de la empresa dijo que el piloto no estaba haciendo la señal de la victoria, sino que indicaba que con la salida de Hu había dos asientos disponibles pues el vuelo estaba sobrevendido.

La empresa lamentó el suceso, dijo que efectivamente el instrumento de Hu cumplía con los requerimientos y que todo se debió a “una falla en la comunicación” de su personal.

Un día más tarde, Hu pudo volar a casa, pero con un amargo sabor de boca.