Toda su vida creyó que era ciudadana de EEUU pero ahora está en manos ICE

La mujer busca la forma de evitar su deportación

Toda su vida creyó que era ciudadana de EEUU pero ahora está en manos ICE
Su madre le entregó un certificado de nacimiento falso el cual utilizó toda su vida
Foto: ICE

Ivonne Burciaga Prieto fue arrestada por ICE principios de este año después de que las autoridades la acusaron de usar un certificado de nacimiento falso, el mismo que ha usado repetidamente para viajar a México, según reporta The Texas Tribune.

Burciaga Prieto creció y formó un familia en Estados Unidos pensando que era ciudadana pues su madre le dijo que había nacido a las afuera de Houston con la ayuda de una partera.  Toda su vida vivió sin miedo gracias al certificado de nacimiento que le dio su madre.

Durante 36 años la inmigrante mexicana trabajó, crió a tres niños estadounidenses en El Paso, Texas pagó sus impuestos y compró una casa.

Todo eso cambió en 2013, cuando Buricaga Prieto reportó a las autoridades que un primo suyo había abusado sexualmente de su hija de 6 años.

Un año más tarde las autoridades migratorias la arrestaron, sin embargo un fiscal desestimó su caso.  Burciaga como su abogado Stephen Spurgin creen que fue un familiar que conocía su verdadero origen la delató como venganza por la condena de su familiar por el caso de abuso sexual.

Pero ahora bajo la política de cero tolerancia de Donald Trump la madre de tres fue nuevamente puesta tras las rejas en espera de su deportación.

“Si se hizo algo nefastamente, no es culpa de Ivonne”, escribió el abogado de Burciaga Prieto, Stephen Spurgin, en una carta al Departamento de Seguridad Nacional, citada por The Texas Tribune . “Los bebés no toman ese tipo de acciones. Los padres los tomaron pensando que era lo mejor para sus hijos”.

“Soy madre soltera. Soy madre y padre, y mis hijos me necesitan “, dijo Burciaga Prieto al diario texano la semana pasada desde un centro de detención del oeste de Texas. “Y estoy aquí y veo que todos salen, que las madres llegan con sus hijos y salen, y estoy traumatizada. No he matado a nadie, no soy traficante de drogas, no tengo cargos criminales”.