Trump culpa a las leyes ambientales de California de los incendios… sin tener ni idea de lo que habla

El presidente hizo comentarios que, según el portavoz de Jerry Brown, "no merecen respuesta"

Los recientes fuegos se han cobrado la vida de 9 personas en California.
Los recientes fuegos se han cobrado la vida de 9 personas en California.
Foto: Justin Sullivan / Getty Images

Mientras gran parte de California llora a nueve personas que murieron luchando o huyendo de los incendios, Donald Trump ofreció su siempre controvertida opinión: “las malas leyes ambientales de California” tienen la culpa.

Demostrando tener poca idea al respecto y mucho afan por criticar al harto demócrata Estado Dorado, el presidente teorizó en Twitter que esas leyes ambientales “no permiten que se utilicen cantidades masivas de agua fácilmente disponibles” porque el agua “está siendo desviada hacia el Océano Pacífico”. Pero no es así: el agua fluye naturalmente hacia el océano, excepto el agua que se desvía a granjas y ciudades.

Dejando a un lado esta sencilla ley de la naturaleza, la disponibilidad de agua no es el problema. Un columnista de The Los Angeles Times llamó al presidente “sorprendentemente ignorante”, y un jefe de bomberos lo contradijo directamente. Según The San Francisco Chronicle, “los bomberos no compiten por el agua, y las autoridades dijeron que no hay escasez que afecte su capacidad de extinguir los incendios”.

Trump criticó al gobernador Jerry Brown, al tuitear que “debe permitir el libre flujo de las ingentes cantidades de agua provenientes del norte y ser desviadas tontamente hacia el océano Pacífico. Se puede usar para incendios, agricultura y todo lo demás”. El portavoz de Brown, Evan Westrup, contestó al tuit del presidente tajantemente: “Esto no merece respuesta”.