Prisión en California, con cientos de inmigrantes detenidos, fue construida en zona tóxica

Se han registrado abortos involuntarios y problemas crónicos de salud entre exreclusos

Prisión en California, con cientos de inmigrantes detenidos, fue construida en zona tóxica
Inmigrantes detenidos en una cárcel en el sur de California.
Foto: John Moore / Getty Images

El Complejo Correccional Federal en Victorville, ciudad ubicada unas 90 millas al noroeste de Los Ángeles, fue construido en una antigua base militar en 2004. En este sitio se han registrado 33 sustancias químicas peligrosas en el suministro de agua y en el suelo, lo cual presuntamente ha conllevado abortos involuntarios y problemas crónicos de salud entre ex reclusos. Hoy día, unos 1,000 inmigrantes están detenidos en estas instalaciones.

Años atrás, informó el diario Orange County Register, el ejército de Estados Unidos almacenaba armas en el terreno de 5,347 acres. La Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) se refiere a la propiedad como Superfund site number CA2570024453, y entre las 33 sustancias químicas registradas en la zona donde la prisión fue construida se incluye el tricloroetileno, un disolvente industrial utilizado para desengrasar aviones. La sustancia química puede dañar el sistema nervioso, los riñones, el corazón y otros órganos vitales, y, según la EPA, se ha descubierto que causa cáncer en ratones y ratas.

En 1996, la EPA comenzó a limpiar la zona, pero aún le hace falta años para completar esta labor. De acuerdo con la Junta Regional Lahontan para el Control de Calidad del Agua de Victorville, la contaminación actualmente abarca 700 acres y afecta a dos acuiferos.

La propiedad, también conocida como la Base de la Fuerza Aérea George, es una de aproximadamente 126 instalaciones militares donde el suelo y el agua potable exceden el nivel de sulfonato de perfluorooctano o ácido perfluorooctanoico recomendado por la EPA de 70 partes por billón. Ser expuesto a estos químicos puede causar retrasos en el desarrollo de fetos y niños, cambios en el sistema inmunitario y cáncer de próstata, riñón y testículo.

El Orange County Register ha documentado varios relatos de personas con problemas médicos que vivían o trabajaban en la base, así como de otras que han estado recluidas en la prisión. Entre ellos figura Frank Vera, un ex aviador de 65 años, a quien los médicos le diagnosticaron exposición a radiación y quien sufre de convulsiones, enfisema y dolor crónico. Él es encargado de un grupo de Facebook cuyo objetivo es exponer los problemas ambientales de la base, y ha sido contactado por más de 1,500 personas que afirman que también se enfermaron al trabajar y vivir allí. De acuerdo con Vara, unas 300 mujeres dicen haber sufrido abortos involuntarios.

Desde principios de junio, cientos de inmigrantes han estado recluidos en El Complejo Correccional Federal en Victorville, donde diariamente son expuestos a las sustancias químicas. La prisión en Victorville, remarcó el antedicho diario, no es la única donde el medio ambiente representa una amenaza para la salud. Desde 2010, al menos 589 prisiones estatales y federales están ubicadas dentro de tres millas de distancia de un Superfund site.


NOTAS RELACIONADAS