Trump pide ayuda a líderes para defender a “héroes” de ICE y Patrulla Fronteriza

La campaña, poco antes de los comicios legislativos, tiene el objetivo de contrarrestar al movimiento que pide la abolición de "La Migra"
Trump pide ayuda a líderes para defender a “héroes” de ICE y Patrulla Fronteriza
El presidente Trump busca reducir el movimiento contra ICE.
Foto: Scott Olson/Getty Images

WASHINGTON — El presidente Donald Trump instó este lunes a líderes locales y estatales a que demuestren abiertamente su apoyo a los “héroes” de ICE y la Patrulla Fronteriza, sin mencionar los abusos que éstos cometen contra inmigrantes en centros de detención.

En el marco de sus continuos ataques contra la inmigración de indocumentados, Trump envió hoy una carta de dos páginas a líderes locales y estatales, en la que les pidió que realicen eventos, resoluciones, cartas de opinión y declaraciones públicas, y agilicen la deportación de pandilleros de la “MS-13” y demás criminales extranjeros, como señal de apoyo a los agentes del orden.

En la carta, Trump repitió sus consabidas quejas de que, sin la cooperación policial, la “MS-13”, los carteles de la droga y demás organizaciones criminales transnacionales, “continuarán exportando su terror, derramamiento de sangre, y sufrimiento a nuestras comunidades más vulnerables”.

La Casa Blanca difundió la carta horas antes de que Trump realice en el “Salón Este” una ceremonia para rendir tributo a unos 150 “héroes” de las oficinas de Inmigración y Aduanas (ICE) y de Aduanas y Protección de Fronteras (CBP), de la que depende la Patrulla Fronteriza, y otras autoridades policiales.

Durante la hacinada ceremonia especial,  Trump dijo que los agentes son “patriotas” y “héroes”, y repitió sus quejas de que los demócratas y grupos afines son “extremistas” que quieren “fronteras abiertas” y “les gusta el crimen”.

Los críticos de su política migratoria, afirmó Trump, “no tienen coraje, ni valor, solo tienen bocas grandes y ruidosas”.

Trump llamó al podio al agente Adrián Anzaldua, quien ayudó a rescatar a 78 inmigrantes indocumentados de un camión de carga en un puesto de control pero, al presentarlo como alguien que “habla perfecto inglés”, el mandatario desató airados comentarios en las redes sociales.

El evento tuvo un claro matiz electoral, ya que Trump hizo un llamado a su base a salir a votar en noviembre para crear una “ola roja” y que los republicanos mantengan el control del Congreso y puedan endurecer las leyes migratorias.

En la carta, Trump afirmó que “trágicamente”, los agentes de Inmigración han sido sujetos de una campaña nacional de “difamación, insultos y ataques” de líderes políticos que “sin ninguna vergüenza complacen a elementos extremos” en la sociedad que desean ilegalidad y anarquía”.

Según Trump, el movimiento para abolir ICE ha dado pie a “horrendos asaltos”  contra los agentes, por parte de quienes no quieren que se hagan cumplir las leyes.

Trump omitió que no todos los demócratas apoyan la abolición de ICE, aunque sí insisten en que la agencia, creada dentro del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) tras los atentados del 9/11, requiere urgentes reformas.

El mandatario destacó que tan solo en el año fiscal 2017, los agentes de ICE arrestaron a más de 125,000 extranjeros con expedientes criminales, incluyendo 12,000 bajo cargos de abuso sexual y 1,900 acusados de homicidios.  También señaló que ICE y CBP juegan un papel importante para combatir el terrorismo.

Pero en ningún momento Trump hizo mención en la carta de informes sobre los abusos sistemáticos contra inmigrantes en centros de detención de ICE, ni de medidas que prevé tomar su Administración para corregir esos abusos.

Por ello, activistas de la comunidad inmigrante desde el viernes pasado advirtieron de que es “prematuro” que Trump realice esta ceremonia, sin exigir rendición de cuentas a aquellos agentes implicados en abusos contra inmigrantes.

Los activistas también han denunciado que esta campaña lanzada por Trump, a pocos meses de los comicios legislativos, no es más que otra forma de azuzar a su base contra los inmigrantes indocumentados, incluso aquellos que tienen casos de asilo legítimos.

“El elogio de Trump hacia ICE es ofensivo pero consecuente con su agenda anti-latina. Elogiar a una agencia que se ensaña contra las comunidades minoritarias y que separa a niños de sus padres que buscan un refugio legal no es patriota y contraviene los valores que hacen de EEUU una tierra de libertad y oportunidades”, dijo a este diario Jorge Luis Vásquez, abogado del grupo “LatinoJustice”.

Otros activistas coincidieron en que, en vez de celebrar prematuramente a agencias implicadas en abusos de inmigrantes, la Administración debería agilizar la reunificación de los 559 niños que mantiene en albergues y separados de sus padres, algunos ya deportados.

Por cada críticas, los titulares de las agencias en cuestión insisten en que solo hacen cumplir las leyes y resguardar la seguridad fronteriza y que el Congreso debe eliminar los “resquicios” legales que alientan la emigración ilegal desde Centroamérica.

La ceremonia en la Casa Blanca incluyó un foro con autoridades policiales y un tributo a los agentes, y contó con la participación de la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen; el vicepresidente, Mike Pence; el exdirector interino de ICE, Tom Homan; la nueva jefa de la Patrulla Fronteriza, Carla Provost; líderes locales y estatales de estados bajo control republicano, y varios asesores de la Administración.

Alrededor de la web