California pone fin a fianzas antes de juicios

Gobernador Brown firma la primera ley de su tipo en Estados Unidos
California pone fin a fianzas antes de juicios
Los legisladores a favor de la reforma sostienen que el actual sistema de fianzas perpetúa inequidades raciales y económicas.
Foto: Archivo / La Opinión

Como el primer paso a una justicia penal más justa, calificó este martes el senador Bob Hertzberg el que el gobernador Jerry Brown firmara en ley su propuesta de reforma de fianzas.

“Nuestro camino hacia un sistema de justicia penal más justo no está completo, pero hoy (ayer) ha hecho un cambio transformacional alejándose de la valoración de la riqueza privada y hacia la protección de la seguridad pública”, dijo el senador estatal demócrata por Van Nuys.

Por su parte, el gobernador Brown expresó que “hoy (ayer) California reforma su sistema de fianzas para que tanto los ricos como los pobres sean tratados justamente”.

La firma es la culminación de casi dos años de voces líderes que pedían reformas al sistema de fianzas monetarias del estado.
Bajo la medida,California se convertirá en el primer estado en eliminar la fianza para los sospechosos que esperan juicio.

“Abolir la fianza de dinero y reemplazarla por un sistema basado en el riesgo aumentará la justicia y la seguridad”, dijo el asambleísta Rob Bonta (D-Oakland), co-patrocinador de la medida SB10.

 

El gobernador Jerry Brown firma en ley la SB10 que pone fin a las fianzas antes de juicios en California. (@GovPressOffice)

Aunque aún no está claro cómo funcionará el sistema, la ley entrará en vigencia en octubre de 2019.

La firma de Brown otorga al Consejo Judicial del estado una amplia autoridad para remoldear las políticas de detención preventiva.

Cada condado usará el marco del consejo como base para establecer sus propios procedimientos para decidir a quién liberar antes del juicio, creando potencialmente un sistema de mosaico basado en donde vive el sospechoso.

La mayoría de los sospechosos arrestados por delitos no violentos serán liberados dentro de las 12 horas de haber sido registrados bajo la nueva ley. Aquellos que enfrentan delitos graves y violentos no serán elegibles para la libertad provisional.

La legislación otorga a los funcionarios 24 horas para determinar si otros sospechosos deben ser liberados antes del juicio. Ese tiempo se puede extender por 12 horas si es necesario.

Algunos defensores de la reforma de la justicia penal se preocupan de que los acusados pasen semanas en la cárcel mientras sus abogados intentan demostrar que merecen ser liberados.

Los opositores de la legislación dicen que les da demasiado poder a los jueces. Algunos temen que las personas peligrosas salgan libres y no regresen para el juicio.

Los partidarios, incluido el Consejo Judicial encabezado por el presidente de la Corte Suprema del estado, dicen que el cambio pondrá fin a la práctica desleal de encarcelar a personas simplemente porque son pobres. En su lugar, el encarcelamiento debería depender del riesgo que representa un acusado si es puesto en libertad.

Otros estados como Nueva Jersey y Nuevo México han reacondicionado sus sistemas de fianza, aunque ninguno de los estados ha eliminado por completo la libertad bajo fianza.

El Consejo Judicial es el cuerpo de formulación de políticas para los tribunales de California. Crea reglas y procedimientos para garantizar la coherencia en todo el estado