La Víbora: Pobrecita Maribel Guardia, mejor que no se defienda

A nuestra serpiente comentarista del entretenimiento no se le escapa nada ni nadie

La Víbora: Pobrecita Maribel Guardia, mejor que no se defienda
Maribel Guardia.
Foto: Agencia Reforma

Miren, una cosa es ser tonta y otra hacerse la tonta. Pero en este caso ambas aplican para Maribel Guardia. Y es que es claro que José Manuel Figueroa, uno de los hijos de Joan Sebastian, no la quiere. Y cuando digo, “no la quiere”, quiero decir que la detesta, que no la soporta. Pero ella se hace la muy digna, y para no perder la pose de mosca muerta que le gusta mostrar, responde a los ataques de este chico con bastante desatino.

Pero vamos por partes. Primero, José Manuel mostró su desprecio hacia Julián, el hijo que tuvo Maribel con Joan, cuando dijo que era su hermanastro, que porque no eran de la misma madre. Para empezar, no es hermanastro, sino, en todo caso, medio hermano. Los hermanastros no tienen lazos de sangre, como sucede aquí. Le guste o no a José Manuel, Julián es su medio hermano.

Luego, para recalcar que no quiere ni a la vedette ni a su vástago, dice que mientras Maribel hacía películas de ficheras, “mi madre en esa época se estaba educando como maestra de lenguas; es una mujer de universidad”. O sea, más derecha la flecha no se puede. En otras palabras, Maribel es una corrientita, mientras que mi mamá es “de la alta”.

Y como ya han de saber, ahí van corriendo los chismorreporteros a amarrar navajas y a preguntarle a Maribel lo que pensaba de estos comentarios. Y pues, ¿qué va a responder la pobrecita? Por más que quiso no pudo ganarle a la lengua venenosa de José Manuel. Ella dice que sí estuvo en la universidad, que porque cuando era señorita Costa Rica “tenías que estar en la universidad”. O sea que iba obligada, por requisito del certamen, no por gusto. Y por supuesto no da detalles de qué carrera estaba dizque estudiando.

Después, en su defensa dice que se salió de la escuela que porque le ofrecieron una beca en México, y que en ese país terminó su “carrera” de actriz. ¡Wow, carrera de actriz! Ustedes saben, para eso se necesita mucho cerebro; es casi tan difícil como estudiar manicure y pedicure. Y para rematar alega que es una carrera que le ha costado mucho. Porque ni crean que Joan Sebastian le daba sus miles de dólares al mes para la manutención de Juliancito, ¿eh? ¿Por qué creen que nunca dijo nada malo del más mujeriego de los cantantes mexicanos?

José Manuel Figueroa
José Manuel tildó de “corriente” a la ex de su papá./Archivo

Y como premio al buen comportamiento de Maribel, a Julián le heredaron un rancho que vale millones de dólares. Entonces, ¿para qué estudia uno? Con eso queda comprobado que ir a la universidad a veces no sirve de nada. Es mejor tener un hijo con un ricachón y asunto resuelto, ¿no creen?