Peña Nieto defiende la “verdad histórica” sobre el caso Ayotzinapa

La desaparición de los 43 estudiantes es una de las grandes deudas sociales que deja el mandatario mexicano, que dejará el poder en diciembre próximo

Peña Nieto defiende la “verdad histórica” sobre el caso Ayotzinapa
Exigen justicia en la caso Ayotzinapa.
Foto: EFE

MÉXICO – El Presidente Enrique Peña Nieto defendió la “verdad histórica” de la Procuraduría General de la República (PGR) sobre la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, que concluyó que los estudiantes habían sido incinerados por un grupo criminal en un basurero de Cocula, en Guerrero, y la cual ha sido rechazada por las familias de las víctimas y por expertos de organismos internacionales, como la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH).

“En lo personal, y con el dolor que causa, y con lo que significa la pena para los padres de familia, yo estoy en la convicción que lamentablemente pasó justamente lo que la investigación arrojó”, dijo Peña Nieto en un nuevo spot con motivo de su Sexto y último informe de Gobierno.

La noche del 26 y la madrugada del 27 de septiembre de 2014, un grupo de 43 estudiantes de la normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa fue desaparecido; otros tres alumnos fueron asesinados, y uno más quedó gravemente herido y lleva más de 41 meses hospitalizado. Este año se cumplirán cuatro de la ausencia de los jóvenes, y los padres continúan con la exigencia de saber dónde están sus hijos.

Sin embargo, el Gobierno de Peña Nieto ha sostenido la llamada “verdad histórica”, encabezada por el entonces Procurador General de la República, Jesús Murillo Karam en 2015, que detallaba que los 43 estudiantes habían sido asesinados y sus cuerpos incinerados hasta las cenizas en un basurero de Cocula.

Esa “verdad”, simplemente se cayó por completo, evidenciando las fallas del Estado mexicano. el Grupo de Expertos Independientes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (GIEI-CIDH), que en coadyuvancia con las autoridades mexicanas, demostraron que la versión que conforma al menos 80 tomos en el expediente de la desaparición de los normalistas en Iguala, no era creíble y carece de sustento.

Pero hoy, a 94 días de que finalice su Gobierno, Peña Nieto vuelve a reiterar que él tiene la convicción de que lo que pasó con los estudiantes fue lo que concluyó la PGR.

“La investigación ahí está”, dijo en su spot de más de dos minutos de duración.
Recordó que la Procurauduróa atrajo “lo que era un tema del orden local en el estado de Guerrero para ver qué había ocurrido con los jóvenes que estaban desaparecidos”.

“De ahí vino una investigación profunda y amplía, y más cuando evidentemente se generó un eco ante la demanda muy sentida y justa de los padres de familia por saber qué había pasado con sus hijos”, destacó.

El Presidente dijo que “evidentemente ante la negativa y el rechazo de los padres de familia por aceptar los alcances de la investigación realizada por la PGR, en donde había evidencias claras y contundentes, de que muy lamentablemente los 43 jóvenes habían sido incinerados por un grupo delincuencial que operaba en el estado de Guerrero, fue necesario incluso abrir la investigación a una Comisión Interamericana de Derechos Humanos para que integrantes de esta comisión pidieran conocer la investigación que había realizado la Procuraduría”.

“Sé que lamentablemente la pérdida de un hijo no hay forma de repararla. Son hechos que nunca más se deben repetir en nuestro país”, agregó.

El pasado 4 de junio, el Primer Tribunal Colegiado del Décimo Noveno Circuito, con sede en Tamaulipas, ordenó crear una Comisión de la Verdad para generar una nueva investigación del caso Ayotzinapa al considerar que la hecha por la PGR “no fue pronta, efectiva, independiente ni imparcial”, la cual fue suspendida luego por otro tribunal. Sin embargo, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) determinó el pasado mes de julio que esta comisión no podía pararse.

NO DIMOS PAZ A MÉXICO

El Presidente Enrique Peña Nieto también aceptó hoy que deja un gran reto en materia de seguridad al Gobierno del Presidente electo Andrés Manuel López Obrador pues su administración no “alcanzó” a darle a los mexicanos paz y tranquilidad.

“Me quedo con la insatisfacción de aquello que no se logró atender suficientemente y será un gran reto para la próxima administración, es en el ámbito de la seguridad”, dijo.

“No hemos alcanzado el objetivo de darle a los mexicanos paz y tranquilidad en cualquier parte de la geografía nacional”, agregó.

Destacó que en los primeros años de esta administración hubo una reducción notable y significativa en los índices de criminalidad, pero que “lamentablemente al cierre de este sexenio, nuevamente hubo un repunto de los índices de criminalidad”.

Sin embargo, México ha visto crecer la violencia en casi todos los años del sexenio de Peña Nieto.

De acuerdo con los datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, el único año en que México registró un descenso en los homicidios dolosos, bajo la administración de Peña Nieto, fue 2014, año que cerró con 15 mil 520 denuncias presentadas por este delito.

Las cifras del actual Gobierno en homicidios son:

2013: 18 mil 106 carpetas de investigación por asesinatos.
2014: 15 mil 520 carpetas de investigación por asesinatos.
2015: 16 mil 909 carpetas de investigación por asesinatos.
2016: 20 mil 547 carpetas de investigación por asesinatos.
2017: 25 mil 316 carpetas de investigación por asesinatos.

Con Peña Nieto, México ha alcanzado picos históricos de violencia. De cuerdo con los datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), 2017 fue el año más violento de la historia con 31 mil 174 homicidios, lo que representa 25 homicidios por cada 100 mil habitantes.

Y 2018, por lo que adelantan las cifras, será peor. Las denuncias de homicidio rompieron una nueva marca: julio de este año es el mes con más homicidios dolosos reportados en todo el país, al registrar 3 mil 17 víctimas. Un total de 18 mil 994 víctimas de homicidio doloso se acumularon en los primeros siete meses de este año, superando los 15 mil 879 que se registraron en el mismo lapso de 2017.

Por primera vez se superó el techo de 3 mil homicidios dolosos en solo un mes, pese a los golpes anunciados por el Gobierno federal en las últimas semanas como decomisos, detenciones de capos de alto perfil y destrucción de b.

El Secretariado difunde datos de la incidencia delictiva de México desde 1997, que detallan que la cifra mensual más alta se había registrado en mayo pasado, cuando se registraron 2 mil 894 víctimas.